Once de los 14 integrantes del autodenominado Grupo de Lima abogaron por un cambio de Gobierno en Venezuela de forma “pacífica a través de medios políticos y diplomáticos sin el uso de la fuerza”.

 

Mediante una declaración emitida el pasado lunes en Ottawa, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú instaron a las fuerzas armadas del país a manifestar su “lealtad” al diputado Juan Guaidó y desestimaron la propuesta de diálogo del presidente Nicolás Maduro, pues -a su juicio- el líder bolivariano ha convertido las iniciativas de negociación “en maniobras dilatorias para perpetuarse en el poder”.

 

De acuerdo con el texto, “toda iniciativa política o diplomática que se desarrolle debe tener por objeto apoyar la hoja de ruta constitucional” presentada por Guaidó, la cual incluye la instalación de un gobierno de transición y la convocatoria a elecciones “libres y justas”, “con garantías suficientes, con la participación de todos los líderes políticos y con observación internacional, además de la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral”.

 

Esta declaración fue firmada por todos los miembros fundadores del Grupo de Lima, a excepción de México, país que no reconoce a Guaidó y aboga por una salida negociada a la crisis venezolana.

 

Guyana y Santa Lucía fueron los otros dos miembros que no han reconocido al parlamentario opositor como “presidente interino”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook