fbpx
#LoÚltimo
Pérez Pirela: “Abrirle las puertas a EEUU es abrírselas a la OTAN, y no se irán nunca”
Febrero 8, 2019 -
La Iguana Google Plus

Si Venezuela le abre la puerta a Estados Unidos y a la Unión Europea, se la está abriendo a la OTAN. Si hacemos eso, la OTAN no va a salir nunca más de Venezuela porque es un país con todos los recursos que esos países codician.

 

Lo advirtió el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela en la sexta emisión de su nuevo programa Desde dónde sea. “Nos dicen que demos un paso al frente, pero cuando estamos al borde de un precipicio, eso es un salto al vacío”, dijo.

 

Esta vez “donde sea” fue Cuba, pues Pérez Pirela transmitió por redes sociales desde la isla antillana, donde está participando en la Feria Internacional del Libro de La Habana.

 

Allí tiene funciones importantes que cumplir, pues es parte del jurado del Premio Internacional Contracorriente, en el que participan medio centenar de trabajos de investigación sobre temas sociales, políticos, económicos y ecológicos.

 

“Nos quieren tomar por tontos útiles cuando nos proponen una invasión a cambio de una ayuda humanitaria de 20 millones de dólares, mientras nos roban 20 mil millones de dólares en activos de la Citgo, oro y depósitos bancarios”, señaló. 

 

Opinó que hay un doble discurso: se dice que se debe dejar entrar una ayuda humanitaria, pero los mismos que se presentan como angelitos de la guarda están perpetrando golpes de Estado que no serán solo contra el chavismo, sino contra blancos que están en zonas habitadas por civiles que son chavistas, independientes y opositores.

 

“Estamos al frente de una clase política opositora con tantas ansias de poder que son capaces de llevarse en los cachos lo que sea. Una cosa es cuestionar las políticas del Gobierno y otra es darle un cheque en blanco a un político como Borges que es capaz de vender hasta a su propia madre”, enfatizó.

 

Pérez Pirela agregó que en los últimos días han sido evidentes las intenciones de los países vendedores de armas, quienes sueñan con vernos en guerra para pescar en río revuelto y apoderarse del petróleo, el gas, los minerales preciosos y las fuentes de agua. “Vimos a Duque frotándose las manos porque  un cambio de gobierno será un excelente negocio para Colombia”, acotó.

 

En varias ocasiones, igual que en anteriores programas, insistió en que es el momento de usar la cabeza, de rechazar las posturas extremas de los terroristas del teclado. “La mayoría de los venezolanos no queremos guerra. Sabemos que se está buscando una excusa de guerra con ese tema de la ayuda humanitaria. El mismo Trump que quiere hacer un muro para no dejar entrar a los migrantes, nos exige a nosotros que le abramos las fronteras a unas cajas de ayuda para 20 mil personas”.

 

La UE juega al policía bueno

 

Pérez Pirela comentó también la reunión de Montevideo sobre la situación venezolana. Resumió que hay tres posturas: la de Donald Trump, que es la amenaza de la agresión militar, expresada en la idea de que “podemos intervenir a Venezuela si Nicolás Maduro no se va del poder”.  Luego está la postura de la Unión Europea, que juega al papel del “policía bueno”. Lo que parecía ser una actitud más flexible es la misma postura injerencista de Trump, pero con mejores maneras diplomáticas. La tercera postura es la de Colombia que han llegado incluso a oponerse y a enojarse con la UE. Quieren que haya de inmediato una invasión, una salida rápida. Hablan como Trump, pero sin tener la fuerza para hacerlo.

 

Dijo que la actitud de Trump remite a sus actuaciones como empresario. Recordó que el presidente de EEUU coescribió un libro sobre técnicas de negociación. “Una de esas técnicas es poner al adversario en posición de miedo, zozobra y neurosis. Se intenta ganar la negociación, en este caso el botín precioso que es Venezuela, sin disparar un solo tiro. Incluso se ofrece una amnistía para los que se rindan a cambio del perdón”.

 

Para el analista, las tres propuestas conducen a lo mismo, pues pretenden forzar a los venezolanos a ir contra la Constitución Nacional Boliviariana, ya sea aceptando un presidente interino que no figura en la Carta Magna o fijando unas elecciones adelantadas que tampoco están en la Ley Fundamental. “Pretenden resolver los problemas  de Venezuela desde fuera de las fronteras. En esas tres posturas, los venezolanos no tenemos nada que decidir. Nosotros, por el contrario, proponemos que se resuelvan los problemas entre nosotros. ¿De cuándo a acá Colombia va a decidir lo que nosotros debemos hacer?”, puntualizó.

 

Recalcó que la UE cambió su postura inicial y contradijo a México y a los países del Caricom al sumarse a la exigencia de una elección anticipada. “Por eso México y Caricom fijan una posición diferente. Una vez más se nos engaña, se nos propone un diálogo, una negociación que luego se convierte en otra cosa. La única opción que se le deja a Venezuela es que pase por encima de su Constitución y convoque unas elecciones que no tienen pies ni cabeza”.

 

Estas presiones internacionales se producen, además, en un marco de muchísima inestabilidad, tal como quedó demostrado en la rueda de prensa del ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, en la que se presentaron evidencias de la existencia de golpe de Estado y de las acciones violentas que se han estado planificando con el concurso de una parte de la oposición.

 

“Más de 90% de los venezolanos estuvieron en contra de las guarimbas de 2017. Después de que fueron derrotadas por la Constituyente, los políticos opositores se desaparecieron por más de un año y ahora reaparecen con un señor como Juan Guaidó, presentado como un fenómeno político. En realidad es un muchacho que no llega por sus méritos propios, sino  porque le tocaba el turno a su partido, Voluntad Popular, de presidir la Asamblea Nacional. Guaidó perdió incluso unas elecciones primaras de la oposición para ser candidato a la gobernación de Vargas. El que le ganó, José Manuel Olivares, perdió con Jorge García Carneiro”, dijo Pérez Pirela.

 

A su juicio, esa forma artificiosa de crear liderazgo puede desembocar en una nueva decepción para la militancia opositora. “Le va a pasar lo mismo que a otros dirigentes opositores, que terminaron desapareciendo: Freddy Guevara, Carlos Ocariz, Julio Borges, Capriles Radosnki. Según las encuestas, 80% de los venezolanos no conocían a Guaidó… Ahora aparecen con una creación de marketing diciendo que está el Hombre Araña, el Capitán América, Aquamán y Juan Guaidó. Cuidado como no chocan con otra frustración más”.

 

Un usuario sugirió que EEUU lleve la ayuda humanitaria a Haití. Pérez Pirela comentó que se ha dicho que viene desde Puerto Rico, lo cual es una gran ironía porque se trata de una isla que estuvo sin electricidad por más de un año como consecuencia de un huracán, y que Trump se limitó a ir a lanzarles a los puertorriqueños unos paquetes de papel higiénico. “También dicen que la ayuda vendrá de Colombia, cuando en la Guajira colombiana se mueren de sed los niños… Es una excusa para invadir el país. Son mentiras”, reiteró.

 

“Si quieren dar ayuda humanitaria seria, que cese el bloqueo económico y financiero, que nos devuelvan el oro y el dinero que nos tienen retenidos en Inglaterra y Bélgica, que nos devuelvan a Citgo en EEUU. El hecho de que en el Gobierno haya ladrones no significa que debemos permitir que Trump, Duque, Bolsonaro y los europeos se queden con nuestras riquezas”, subrayó.

 

Yanquis y corruptos ¡go home!

 

En la parte final de su programa, Pérez Pirela repitió una frase que ha venido diciendo a lo largo de la semana, durante entrevistas que ha concedido a varios medios privados: hay que decir “¡yanquis go home!”, pero también “¡corruptos e ineficientes go home!”.

 

“Si los yanquis se van para su casa y también los corruptos e ineficientes, se resuelve la mayor parte de los problemas nacionales. Con educación, redistribución de la riqueza y amor a Venezuela. Por muy malo que sea el padre, nadie que ame a su madre va a aceptar que venga un Trump o un Uribe a violarla”, concluyó.

 

(LaIguana.TV)