El juez Luiz Fux, del Tribunal Supremo Federal de Brasil, suspendió dos acciones que estaban en trámite contra el presidente Jair Bolsonaro, acusado de delitos de injuria y apología de violación.

 

En su decisión, el magistrado determina «la suspensión del procesamiento de las acciones penales 1007 y 1008, con la concomitante suspensión de los respectivos plazos prescripcionales, retroactivamente, a 1 de enero de 2019».

 

El juez argumentó que como Bolsonaro asumió la presidencia el 1 de enero se le aplican las normas de la Constitución que determinan inmunidad temporal a los jefes de Estado y de Gobierno, y que las acusaciones se referían a hechos anteriores a su mandato.

 

Las dos acciones se referían a una disputa ocurrida en 2014 en la Cámara de Diputados, cuando el entonces diputado Bolsonaro agredió verbalmente a la diputada Maria do Rosário (del izquierdista Partido de los Trabajadores).

 

Bolsonaro aseguró que la diputada «no merecía ser violada» porque él la consideraba «muy fea» y porque no era su tipo.

 

El actual presidente fue imputado por este caso en junio de 2016, y en aquel momento, el Supremo entendió que además de incitar la práctica de la violación sexual, Bolsonaro había ofendido el honor de la diputada.

 

(Sputnik)

Comentarios Facebook