El enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliot Abrams, afirmó este martes que la Casa Blanca no descarta imponer sanciones secundarias contra el Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, aunque aún no llegan a esa situación. 

 

«Es una posibilidad, pero aún no es momento», dijo Abrams durante una conferencia de prensa.

 

Abrams dijo que el Gobierno de EE.UU. tiene muchos planes sobre la mesa contra el régimen de Maduro, incluido el uso de militares, aunque «ese no es el camino» que han tomado. 

 

«Nuestra política es la presión diplomática. Aunque todas las opciones están sobre la mesa, no hemos escogido la opción militar», señaló. 

 

El enviado especial de EE.UU. dijo que consideran imponer sanciones a actores de terceros países en respuesta a la crisis venezolana. 

 

Por el momento, Abrams aseguró que «habrá más revocaciones de visas y cancelaciones» para los funcionarios vinculados a Maduro.

 

(RT)

 

 

Comentarios Facebook