#LoÚltimo
Dudamel dirigirá la edición 76 del Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena
Diciembre 29, 2016
La Iguana Google Plus

cuadro-dudaa.jpg

El próximo 1° de enero, en la edición número 76 del Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena, los músicos seguirán la batuta del venezolano Gustavo Dudamel, para recibir el año 2017 en una presentación que tendrá lugar la Sala Dorada de Musikverein, sede permanente de la mencionada orquesta. 

 

Dudamel se convertirá en el segundo latinoamericano en dirigir el concierto, pues el primero fue el argentino-israelí Daniel Barenboim, presente en el año 2009 y en el año 2014. 

 

En la sala del Musikverein hay 1744 butacas y espacio para que 300 personas estén de pie. De esas 1744 butacas, 700 puestos están dispuestos para la venta, con precios que suelen superar los 1000 euros, y el resto es sorteado entre las más de 60.000 solicitudes que llegan de diversas partes del mundo. Estos sorteos se abren anualmente entre el 2 y el 23 de enero y se anuncia a las personas ganadoras en marzo.

 

Este concierto, que se realiza desde 1941, es seguido en más de 90 países donde se transmite por televisión, y suele registrar una audiencia de entre 40 millones y 50 millones de espectadores en todo el mundo.

 

Como todos los años, el programa se centrará en los valses, polkas, galops y marchas de Johann Strauss, padre, y de sus tres hijos, Johann II, Josef y Eduard. 

 

Luego de cumplir con el repertorio, es tradición que la orquesta realice tres repeticiones o bises. Durante la segunda repetición, con “El Danubio Azul”, de Johann Strauss II, el público acompaña con aplausos en los primeros compases y el director les desea un Feliz Año Nuevo. Para cerrar la velada, las palmas del público siguen el ritmo de la “Marcha Radetzky” de Johann Strauss.

 

El italiano Renato Zanella será el coreógrafo de la danza clásica presente en el concierto. Diez bailarines del Ballet Estatal de Viena fueron filmados en el Palacio Hermesvilla de Viena bailando el vals “¡Vamos adentro!” y también la polca rápida “¡A bailar!”.

 

Las primeras filas del Concierto de Año Nuevo se reservan para personalidades, anunciantes del evento y amigos de los músicos.

 

(LaIguana.TV)