El diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, se reunió este martes con una supuesta representación de los trabajadores públicos del país, a quienes les propuso un paro de actividades para desestabilizar al Gobierno del presidente constitucional, Nicolás Maduro.

 

“Un detalle: tras ‘nombrar’ al talibán del austericidio Ricardo Hausmann como representante ante el BID, Guaidó se reúne con empleados públicos para ‘defender sus derechos’. Lo que no dice: todos serán despedidos cuando empiece el plan de ajuste ‘a la (Mauricio) Macri’. Tonto el que le crea”, aseveró al respecto el politólogo e investigador William Serafino a través de su cuenta en Twitter.

 

De acuerdo con el planteamiento de Guaidó, nuevo líder de la derecha, la idea es presionar a la actual administración nacional para que se genere “el cese de la usurpación, se instale un Gobierno de transición, y se realicen elecciones libres”. Para esto, pretende contar con el apoyo de los trabajadores públicos del país.

 

No obstante, según los planteamientos previos de la derecha criolla, de tomar el poder en el país recurrirán al Fondo Monetario Internacional (FMI) que, como parte de sus políticas, promovería ajustes y recortes en la inversión social que involucran el despido de los empleados públicos.

 

Se trataría del mismo modelo que aplica actualmente el presidente de Argentina, donde solo en el 2018 hubo 16.303 despidos y suspensiones de trabajadores públicos.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook