Los jugadores de los equipos Caracas FC y Zulia FC decidieron quedarse parados luego del pitazo inicial que invitaba a poner a rodar el balón en el estadio “Pachencho” Romero de Maracaibo este domingo 10 de marzo. Luego se fueron pasando la pelota uno a uno pero sin ninguna acción de ataque o contraataque.

 

Esta forma de protesta pacífica se debió a que la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) no canceló la jornada del fin de semana a pesar de la emergencia nacional que se vive por las fallas en el suministro del servicio eléctrico.

 

Especialmente en el estado Zulia esta situación se ha vivido con mayor severidad, ya que desde el jueves a las 5 de la tarde -cuando inició el apagón- la entidad tiene más de 88 horas continuas sin recibir energía eléctrica. Por lo cual, los jugadores consideraron que no estaban dadas las condiciones para salir y jugar.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook