“Antes del apagón de 5 días Termozulia apenas estaba trabajando al 15% de su capacidad”, dijo un trabajador. Por el suelo el resto de los sistemas: Ramón Laguna, Rafael Urdaneta, Santa Bárbara, Casigua, entre otros. Maduro prometió dos nuevas “termo” en 2018 y se desconoce si se ejecutarán.

 

El último apagón que dejó al país por 5 días a oscuras reveló que el Zulia sigue dependiente en un 100% de la generación eléctrica del complejo Simón Bolívar, mejor conocido como el Guri. La principal fuente alterna del estado, Termozulia, “falló” al igual que los otros sistemas paralelos: Ramón Laguna (660 Mw), Rafael Urdaneta (265,7 Mw), Santa Bárbara (36 Mw), Concepción (32 Mw), Casigua (61,6 Mw) y San Lorenzo (40 Mw), entre otras.

 

Y es que complejo termoeléctrico General Rafael Urdaneta, Termozulia, situado en el municipio La Cañada de Urdaneta, debió servir durante el “mega apagón” como un sistema alterno, de respaldo y hasta opcional para mitigar la crisis eléctrica que se vivió en la entidad, pero durante la falla en el Guri, el complejo termoeléctrico no generó ni un solo megavatio capaz de encender un bombillo.

 

Trabajadores de Termozulia indicaron a Panorama que “antes del apagón de 5 días Termozulia apenas estaba trabajando al 15% de su capacidad (…) hace años que no llega ni al 50%. El complejo como tal apenas sobrepasa los 300 Mw, muy lejos de los 1.400 Mw de su capacidad instalada”.

 

Maracaibo y el resto del Zulia cada día está más conectado al Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Datos extraoficiales indican que la entidad, con sus distintas plantas, tiene una capacidad eléctrica instalada de 2.300 Mw, pero solo tiene disponible y en funcionamiento un poco más de 300 Mw. 

 

El ingeniero y experto en sistemas eléctricos, Daniel Castillo, es uno de los pocos que se atreven a hablar del tema por encontrarse fuera del país. Al ser consultado por este diario aseguró: “El parque eléctrico del Zulia está por el suelo, abandonado y sin capacidad de respuesta. Eso quedó en evidencia el pasado jueves 7 de marzo. Todo el estado quedó en oscura y Termozulia se apagó, al igual que la Ramón Laguna (…) nadie sabe a dónde se fue la inversión multimillonaria que supuestamente se hizo para modernizar dichos complejos”.

 

“Si el estado ahorita tiene luz es gracias al Guri, estamos más dependiente que nunca y cuando falla el complejo hidroeléctrico (como ya sucedió) el Zulia quedó a oscuras porque depende de las líneas que vienen desde allá. Más del 80% de la generación de las “termos” y el resto de las plantas están fuera de servicio, indisponibles. Ahora quieren medio mitigar las fallas con un cable alterno que atraviesa el puente Rafael Urdaneta y que trae más energía desde el estado Bolívar”, apuntó el experto.

 

Recientemente, el presidente de la Asociación Venezolana de Energía Eléctrica, Mecánica y Afines (Aviem), Winston Cabas, advirtió que las termoeléctricas operan con deficiencia debido a que no hay suministro de combustibles. “Pdvsa dejó de producir el combustible que se necesitan y en su defecto debió recurrir a los gasoductos”, explicó.

 

El 16 de junio de 2007, el presidente de la República, Hugo Chávez puso en marcha la primera fase del Complejo Termoeléctrico General Rafael Urdaneta (Termozulia I), con una inversión es de $ 195 millones.

 

En una actividad, Chávez aseguró que el complejo permitiría a la región una independencia del 50% del Sistema Interconectado Nacional (SIN). “Vamos a lograr la independencia eléctrica del Zulia al Guri, que desde aquí se genere toda la energía que requiere el estado (…) que no dependan tanto de Ciudad Bolívar. Con Termozulia es mucho lo que se podrá lograr y que en un futuro el estado se autoabastezca con su propia electricidad”.

 

Doce años después el sueño del fallecido presidente nunca se cumplió. “Si se recuperará todo el parque termoeléctrico existente y la Ramón Laguna el Zulia podría no salir del caos eléctrico en el que se encuentra. Acá contamos con una infraestructura con más de 2.200 Mw instalados y que se podrían sumar a la electricidad que viene del Guri (…) eso es posible, pero la corrupción, falta de mantenimiento y personal no dejan avanzar al estado”, aseguró un exgerente de transmisión de Corpoelec a Panorama.

 

“Pero, como todo el parque eléctrico está por el suelo el Zulia se lleva la peor parte porque está de último en la cola del Sistema Interconectado Nacional (SIN). Si hay una perturbación en el Guri, en las líneas de transmisión (de 230 y 400 Kv), en el sistema de interconexión central en Yaracuy, acá siempre se va a ir la luz (…) porque no existe un sistema de soporte y de respaldo, el que está no sirve”, agregó.

 

Desde la Asamblea Nacional, el presidente de la Comisión de Contraloría, Freddy Superlano, denunció días atrás la sobrefacturación de las obras en el sector eléctrico en los últimos 20 años.

 

“Se gastaron 42,5 mil millones de dólares en la expansión de generación y transmisión de electricidad, cuando el costo real no pasaba de 14,7 mil millones, se invirtió 3 veces más de lo estipulado. De 42 proyectos, 37 presentaron costos con grandes diferencias comparados con precios referenciales”, denunció en un programa radial.

 

En el programa, aseguró que la mayoría de las sobrefacturaciones se dieron en infraestructuras relacionadas con las termoeléctricas y colocó como una obra en la Costa Oriental del Lago. “En el occidente tenemos un caso, la termoeléctrica Bachaquero, esa obra se canceló y nunca se ejecutó. El Zulia tiene serios problemas de electricidad, ¿qué pasó con Termozulia en dónde se han invertido millones de dólares?, ¿qué pasó con la modernización de la Ramón Laguna?, ¿las famosas barcazas eléctricas, el parque eólico en la Guajira y Paraguaná?”, se preguntó Superlano.

 

El diario trató de contactar a Juan Carlos Boscán, secretario de Asuntos Eléctricos de la Gobernación del Zulia para tratar el tema del sistema eléctrico regional, pero no se logró el contacto a pesar de los reiterados intentos de comunicación. 

 

El pasado miércoles, en rueda de prensa, el gobernador del Zulia, Omar Prieto, aseguró que “nosotros hicimos en Termozulia un trabajo que costó varios millones de dólares (…) ahorita nosotros estamos generando desde Termozulia 200 megavatios (Mw). Debemos tener energía eléctrica para poder encender la maquinaria de Termozulia (…) los equipos (unidades de generación) deben estar entrando por partes, uno por uno a la vez para completar los 200 Mw. Y debemos estar colocando los acoples del cable del Puente sobre el Lago en los próximos días y con eso tenemos el ciclo completo para la demanda que tiene el Zulia que son 1.200 Mw (…) del Guri estamos recibiendo casi 900 Mw. Nosotros podemos tranquilamente darle energía a todo el Zulia desde el Guri, pero siempre hemos impulsado la independencia por el auto-funcionamiento de nuestra industria”.

 

En mayo del año pasado, el presidente Nicolás Maduro prometió nuevas obras eléctricas para el estado. El Jefe del Estado aprobó la instalación de termoeléctricas, a fin de estabilizar el sistema de energía de la región.

 

Desde un multitudinario acto en Cabimas, el Mandatario nacional indicó que las termoeléctricas estarán ubicadas en La Guajira y otra en las riveras del Lago de Maracaibo, a solicitud del gobernador Omar Prieto. “He aprobado la instalación de dos nuevas termoeléctrica para estabilizar el sistema eléctrico zuliano por la autogeneración de carbón y el diesel”, enfatizó y a la fecha se desconoce si las obras se ejecutarán.

 

Mientras esto sucede el sistema eléctrico regional sigue dependiendo de la “precaria” infraestructura que aún existe, del motor “eléctrico” del Guri y del nuevo cable sub-lacustre de 230 Kv que ya se instaló en el Puente Gral. Rafael Urdaneta, pero que ha sido víctima de “sabotajes” en los últimos meses y aún no funciona.

 

(Panorama)

Comentarios Facebook