fbpx
#LoÚltimo
Fanático que se respeta sigue a su equipo hasta el último out: Acá los resultados (+tabla)
Enero 7, 2017
La Iguana Google Plus

1pelota0910162.jpg

Estos son los resultados de los partidos disputados este viernes en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) correspondiente a la temporada 2016-2017:

 

Caribes de Anzoátegui 16 – Tiburones de la Guaira 2

 

El descontrol de los lanzadores de Tiburones de La Guaira se combinó con el ya conocido poderío de los bates de Caribes de Anzoátegui y se creó el escenario perfecto para que los aborígenes le dieran una paliza a los escualos 16 por 2, en el cuarto juego de la serie entre ambos conjuntos, y el segundo que se disputa en el Estadio Universitario.

 

El resultado iguala el playoffs a dos lauros por bando y asegura el retorno de los enfrentamientos al Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, casa de los orientales y en donde los litoralenses ganaron sus dos compromisos de la serie.

 

Desde el comienzo del choque fue fácil vaticinar un triunfo indígena, pues el zurdo Kramer Sneed, abridor y refuerzo de los guairistas, solo pudo sacar un out debido a los problemas que tuvo con su control. Luego de dar tres bases por bolas, de las 14 que otorgó el pitcheo salado, el importado recibió un cuadrangular con bases llenas de Mario Lissón. Fue el primer estacazo de la noche para el utility proveniente de los Navegantes del Magallanes.

 

Después de las cinco carreras en el primer inning, la tribu amplió la ventaja en el segundo gracias a un vuelacercas de tres rayitas del dominicano Denis Phipps.

 

“No hay duda del tipo de equipo que tenemos y de nuestra artillería”, le dijo el jardinero al canal por suscripción IVC. “Hemos bateado todo el año, ese es el punto fuerte de nosotros y en Caracas hemos podido hacer los ajustes”.

 

Tres anotaciones más para Caribes fueron fabricadas en el tercer acto, por un elevado de sacrificio de Rossmel Pérez, y dobles consecutivos de Niuman Romero y Alexi Amarista. En el cuarto tramo, sin corredores en las almohadillas, Lissón pegó su segundo bambinazo y el tercero de la serie.

 

“Tenemos a Lissón que siempre ha sido un bateador clave en esta liga”, sostuvo Phipps, a quien solo le faltó el triple para completar la escalera. “He hablado mucho con él sobre la secuencia de pitcheo que hemos visto. Con él, el lineup se ha fortalecido un poco más”.

 

Mientras los maderos anzoatiguenses no tenían piedad con La Guaira, Emerson Martínez logró una buena apertura de 4.0 episodios, a pesar de ser un iniciador de contingencia por los problemas estomacales que presentó Daryl Thompson.

 

Si después del cuarto inning la pizarra ya era abultada, se volvió desmesurada con las tres anotaciones indígenas en el quinto, producidas por un doble de Phipps, rodado de Luis Jiménez y un wild pitch de Alvin Herrera.

 

Tiburones evitó la blanqueada con dos carreras en el séptimo, por sencillos de Alonzo Harris y Carlos Herrera. Las cifras finales fueron selladas por una rayita impulsadas de Williams Astudillo, en el octavo.

 

“No hay que caer en triunfalismos, esto se empató y comenzamos de nuevo”, expresó el manager Omar López. “No podía mostrarle frustración a mis peloteros después de las dos derrotas en Puerto La Cruz. Hablamos luego del segundo juego y dejamos claro lo que somos y lo que podemos ser. Cuando llegamos a Caracas creamos una situación de creer lo que podemos hacer. Somos una familia y tenemos que tener éxito unidos”.

 

La historia recordará al serpentinero Luis Morales como el ganador del juego, recompensa por sus 2.1 innings de trabajo y dos carreras limpias permitidas. Perdió Sneed debido a las cinco anotaciones aceptadas en el primer tramo.

 

Cardenales de Lara 9- Bravos de Margarita 2

 

Jairo Pérez y Manny Piña fueron la bujía ofensiva al remolcar cada uno tres carreras en la arremetida de Cardenales de Lara, que se impuso 9 por 2, contra Bravos de Margarita en el Stadium Nueva Esparta.

 

Con este resultado, los larenses igualaron la serie de playoffs 2-2 y aseguraron regresar al Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, el próximo lunes.

 

Durante el octavo capítulo, la toletería de Lara logró un rally de cinco carreras, para terminar de abrir el marcador en un encuentro que dominaron de principio a fin.

 

Un total de 10 bateadores desfilaron en el episodio, que inicio el relevista Víctor Lárez. El derecho, que tenía un inning en blanco en la serie, no pudo contener a los bates crepusculares.

 

Rangel Ravelo conectó su primer inatrapable de la noche. Luego de un out, Luis Valbuena y Jesús Montero recibieron cuatro malas, dejando la mesa servida para Pérez, quien con doblete hacia la pradera central fletó tres rayitas y alejó el marcador 7-2.

 

El manager isleño, Henry Blanco, le entregó la bola a Carlos Navas, quien abanicó a Paulo Orlando, pero aceptó inatrapable de Piña, que fletó la octava de Cardenales.

 

Seguidamente, Navas golpeó a Ildemaro Vargas y los ánimos del encuentro se caldearon. Ambas bancas se vaciaron, pero la lluvia hizo acto de presencia y se detuvo el juego.

 

Al reanudar el careo, Juniel Querecuto largó doblete hacia la pradera izquierda coronando el rally de cinco anotaciones.

 

En el cierre del capítulo, José Cisnero, que entró por Luis Avilán, golpeó a Gabriel Noriega con su segundo lanzamiento y estuvo cerca de armarse una trifulca.

 

Además de su ofensiva, Lara se apoyó en sus guantes, que ayudaron a la labor de los lanzadores, que se las arreglaron para minimizar los seis hits y los cinco boletos, que permitieron, mientras ponchaban a seis.

 

Lara rompió el celofán, en el segundo inning, con doblete de Piña hacia el jardín izquierdo.

 

Con dos fuera, Pérez y Orlando ligaron imparables consecutivos y apareció el batazo de Piña, quien pescó un lanzamiento del debutante mexicano Daniel Guerrero y puso a su club en ventaja de 2-0.

 

En el tercer y sexto episodio, Bravos descontó con hit de César García, en su primer turno al bate, y jonrón de José Osuna, que puso el encuentro por la mínima (3-2).

 

Sin embargo, Jesús Montero, en el cuarto inning, y Orlando, en el séptimo, sonaron soberbios vuelacercas en solitario abriendo la tanda para mantenerse en control del segundo choque en Guatamare. Los batazos de ambos toleteros significaron su primer cuadrangular en estas instancias.

 

Osmer Morales se llevó el lauro del encuentro, mientras que Guerrero cargó con el revés.

 

Águilas del Zulia 5- Tigres de Aragua 1

 

“Vine con la misión de llevar a este equipo a la final, ya nos falta poco para alcanzar esa meta”, manifestó Freddy Galvis en medio de la celebración de las Águilas del Zulia en el parque José Pérez Colmenares, donde los rapaces lograron barrer la serie de playoffs frente a los Tigres de Aragua y ser el primer equipo que avanza a las semifinales de la LVBP.

 

El equipo rapaz ejecutó de buena manera cada uno de los fundamentos del juego para vencer, 5 por 1, a los campeones defensores en el cuarto encuentro de la contienda.

 

“Es un logro conseguido en familia, pero hay que estar mentalizados que todavía falta, dejamos atrás a un rival de mucha categoría, pero sabemos que lo que viene es más exigente, hay que seguir con la misma energía y llevar las cosas juego a juego”, manifestó Lipso Nava, manager de las Águilas.

 

Luego de ser eliminados en la ronda regular la pasada zafra, el Zulia accede a la fase de los cuatro mejores de la campaña, un formato de postemporada que retomó la liga en el campeonato 2015-2016.

 

Un error de Herán Pérez le abrió la puerta a las Águilas para abrir el marcador en el tercer episodio. El torpedero de los Tigres le dio la oportunidad a la ofensiva rapaz de llenar las bases y dejar la escena servida para que José Tábata capitalizara la pifia con un imparable productor de dos anotaciones.

 

Fue el propio Tábata impulsó la tercera anotación de los rapaces en el quinto capitulo, esta vez con un doblete que envió para el plato a José Pirela.

 

“Gracias a Dios las cosas están saliendo bien, no solo a mi sino a este equipo. Conseguimos un logro muy importante pero estamos consientes que falta mucho todavía. Aquí la meta es ganar una final y todos los muchachos están motivados con ese objetivo”, señaló Tábata, quien terminó la serie con cinco remolcadas y un promedio de bateo de .500.

 

La diferencia para el Zulia aumentó en el séptimo acto con un wild pitch del relevista Renee Cortez que le sirvió a Alí Castillo para venirse a la goma con la rayita que definió la pizarra.

 

Desde la lomita el debutante Rolando Valdez cumplió con gran parte de la tarea encomendada por Nava. El mexicano extendió su labor hasta el quinto episodio para terminar su faena con 4.1 innings en los que solo permitió una anotación.

 

El zurdo Carlos Hernández se encargó de llevar de manera inmaculada el duelo hasta el séptimo episodio, dejando la escena servida para que Leonel Campos y Silvino Bracho sellaran el pase de los rapaces.

 

“Estos muchachos han hecho un trajo encomiable, son gran parte del éxito de este equipo, siempre están mentalizados en su trabajo en no darles ventajas al rival, creo que contamos con el bullpen más sólido de la liga”, comentó Wilson Álvarez coach de pitcheo.

 

(Nota de Prensa)

1tabla0701171.jpg