cuadro-borges.jpg

Raro ayer el ambiente de  instalación de la AN. El discurso de Julio Borges no entusiasmaba al auditorio hasta que sacó la carta radical: declarará el abandono del cargo por parte de Maduro. Las barras se excitaron pero volvieron a caer en el sopor, al recordar el ultimátum de  seis meses que dio Ramos Allup hace un año. El veterano adeco, al oír a Borges, dijo sonreído: “Al igual que yo, este se acaba de montar en un tigre; la vaina ahora es cómo bajarse sin que se lo coma”.

 

(Por [email protected])

Comentarios Facebook