#LoÚltimo
Toda la verdad detrás de los perniles descompuestos en Los Teques y que CorpoMiranda desmintió
Enero 9, 2017
La Iguana Google Plus

cuadro-pi.jpg

SNA son las siglas en inglés de Social Network Analysis, una técnica avanzada para identificar el origen de una matriz de opinión en redes sociales mediante al análisis acucioso de sus nodos (usuarios) y vectores (vínculos). Gracias a la técnica de SNA, el quipo de investigación del Cuatro F identificó el origen de una noticia que se propagó el pasado fin de semana relacionada con el supuesto hallazgo de perniles descompuestos en Los Teques, y que más tarde, Corpomiranda desmintió. 

 

El ORIGEN:

 

La nota de prensa fue redactada por el diario La Región y apareció publicada en su sitio web y en su cuenta de Twitter el pasado jueves 5 de enero. En la nota, el medio regional afirmó que en el sector Valle Dorado (Guaremal) se hallaron bolsas con varias toneladas de pernil e insumos para la elaboración de hallacas. Aunque no hubo fotografías concretas de los perniles y demás evidencias, el diario publicó la nota en su cuenta de Twitter.

 

 

LA PROPAGACIÓN:  

 

La nota no confirmada fue divulgada por diversos medios. De ellos, el que “más fuerza” le dio en las redes sociales fue NTN24 tal y cómo se observa en el siguiente grafo. Allí, el nodo @ntn24ve tiene la mayor centralidad de grado.

 

Y Caraotadigital tampoco se quedó atrás. Con una titulación poco objetiva y bien tendenciosa, el medio digital replicó la misma noticia sin siquiera confirmar la veracidad de los supuestos malos olores.

 

EL DESMENTIDO:

 

Corpomiranda descartó el supuesto hallazgo. Otros voceros políticos y habitantes de la zona reconocieron la inexactitud de la denuncia. El diario La Región retiró la nota de su sitio web y colocó, en la página principal, el desmentido de las autoridades.

 

Sin embargo, a esta hora, los redactores de NTN24 no se atreve a colocar el desmentido. Saben que el daño ya está hecho. Saben que impactaron negativamente en miles de personas. Por ello, muchos se preguntan:

 

¿Y el rigor periodístico? ¿Dónde quedó la ética de los comunicadores? 

 

Atreverse a desmentir una nota no es un pecado. Es un ejercicio responsable.

 

¿Qué dirá el Colegio de Periodistas?

 

(cuatrof.net)

sustento-p1.jpg

sustento-p2.jpg

sustento-p3.jpg