“Hemos comprobado hoy en el Parlamento Europeo la división que hay en torno a Venezuela. Es la primera vez que el Grupo Socialista se ha abstenido y, en consecuencia, no ha sido una abrumadora victoria de aquellos que siguen la estela del extremismo de la oposición venezolana y sobre todo, el extremismo de Trump que está buscando una guerra en América Latina”, declaró el eurodiputado Javier Couso.

 

El parlamentario español expresó que ojalá esta fuera la tónica permanente de la Eurocámara “para que ganara la paz y el diálogo, en lugar de seguir a quienes no quieren a Europa ni quieren que se respete la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y la soberanía de los pueblos”.

 

Es la décima resolución del Parlamento Europeo sobre Venezuela en su actual legislatura, pero las nueve veces anteriores había existido un consenso para un texto común entre derechistas, liberales e izquierdistas. Esta vez, los socialistas se levantaron de la mesa para no apoyar la propuesta impulsada por los más conservadores.

 

La resolución terminó con 310 votos a favor, 120 en contra y 152 abstenciones.

 

Voceros de las organizaciones políticas europeas más radicalizadas contra Venezuela intentaron reivindicar la resolución como una nueva victoria, señalando que se ratificó el reconocimiento a Juan Guaidó y se condenó la reciente detención de colaboradores y familiares de este. Sin embargo, la mayoría de los análisis indican que la votación dividida demuestra un resquebrajamiento de lo que inicialmente fue una posición mayoritaria.

 

(LaIguana.TV)

vid

 

 

 

Comentarios Facebook