El ministro para la Salud, Carlos Alvarado, descartó pérdidas de vida pese a que los hospitales del país han resultado afectados ante los ataques al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).
 
 
«No hubo pérdidas, prácticamente de ninguna vacuna y de ninguno de los insumos, ni de sangre, reactivos o medicamentos que requieren refrigeración”, agregó durante una entrevista en Venezolana de Televisión (VTV).
 
 
Asimismo, precisó que se mantuvieron en  comunicación con los directivos de los distintos hospitales, para proveer los insumos y equipos necesarios, y atender la contingencia.
 
 
Alvarado hizo énfasis en que están trabajando para garantizar en las instalaciones de salud el servicio de agua potable por medio de cisternas, hasta que el sistema se restablezca en su totalidad.
 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook