El jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (Cgri), Mohamad Ali Yafari, ha advertido a Estados Unidos de la “estupidez” de incluir a la entidad militar en su lista de organizaciones terroristas.

 

“Si los estadounidenses cometen esa estupidez y ponen en peligro nuestra seguridad nacional, pondremos en marcha una serie de medidas recíprocas, conforme a las políticas de la República Islámica”, ha indicado este domingo Ali Yafari.

 

En un informe publicado el sábado, el diario estadounidense The Wall Street Journal, citando anónimamente a funcionarios norteamericanos conocedores del tema, señaló que muy probablemente Estados Unidos pondrá en su llamada “lista de grupos terroristas extranjeros” al Cgri de Irán en los próximos días.

 

“Ante esta situación, ni el Ejército de EEUU ni sus fuerzas de seguridad desplegadas en la región del oeste de Asia tendrán la paz de la que hoy gozan”, así ha respondido el comandante persa a una pregunta que le han realizado sobre la supuesta reacción de las fuerzas del Cgri frente a esta medida estadounidense.

 

En previsión de que la presunta medida se convierta en una realidad, los representantes del Parlamento iraní han preparado esta misma jornada un proyecto de ley para designar a las fuerzas militares de EEUU como una “entidad terrorista” en respuesta.

 

“Si los estadounidenses intentan incluir el nombre del Cgri en la lista de grupos terroristas, ratificaremos este proyecto de ley”, ha aseverado Hosein Naqavi Hoseini, miembro de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán, a la agencia persa de noticias Fars. 

 

El asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, y el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, son dos fuertes partidarios de esa iniciativa, no obstante, algunos funcionarios del Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono), como el general Joseph Dunford, el jefe del Estado Mayor Conjunto, advierten de las consecuencias negativas de tal accionar para Washington.

 

Los detractores del plan arguyen que esa medida no tendrá efecto alguno en la economía iraní, sino que podrá perjudicar al propio país norteamericano, pues se convertirá en un modelo para los enemigos de Estados Unidos, que pasarían a usar tales etiquetas para las Fuerzas Armadas estadounidenses.

 

Las falsas acusaciones de Estados Unidos contra Irán se producen mientras el país persa ha jugado un papel crucial y estabilizador en la lucha contra el terrorismo, circunstancia que ha sido agradecida en múltiples ocasiones por diferentes Gobiernos de países vecinos, como los de Siria, Irak y Afganistán.

 

(Hispantv)

Comentarios Facebook