#LoÚltimo
Luis Vicente León insiste: “Hay que desmontar el control cambiario” (+Tuits)
Enero 17, 2017
La Iguana Google Plus

billete-c.jpg

“La única manera de que el mercado cambiario se estabilice es que esté abierto y todos los demandantes puedan comprar sin restricción alguna”, afirmó el economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León.

 

A través de su cuenta en Twitter publicó una serie de trinos refiriéndose al inicio de las operaciones de las casas de cambio en la frontera colombo-venezolana, a partir de este lunes 16 de enero.

 

Opina el especialista que “si se crea un mercado en el que no se puede atender la demanda y se restringen compradores y/o cantidades, el resultado es exacto al actual”.

 

León argumentó que “el mercado negro es el resultado automático de la imposibilidad que tienen los demandantes de obtener sus divisas en un mercado restringido y solo desaparece cuando se sincera el tipo de cambio y fluctúa, abierta y legalmente, de acuerdo a la oferta y la demanda”.

 

Sostiene que este tipo de mercado ilícito “es una consecuencia negativa, perversa y manipulable del control cambiario” y que solo tendrá su solución si se abre completamente.

 

“El impacto de la devaluación negra sobre los precios internos ya ocurrió parcialmente. Una apertura hoy tendría parte de costos cubiertos”, siguió escribiendo en la red social.

 

Recomendó al ejecutivo nacional que “cree subsidios directos en bolívares a la población más pobre y no mantener subsidios en dólares que distorsionan la economía y crean escasez”.

 

El presidente de Datanálisis subrayó que “el sacrificio de entregar divisas a 10 dólares es demoledor. Y lo más triste es que beneficia poco al consumidor final y mucho a los intermediarios”.

 

Reiteró que “sí es necesario trabajar para eliminar las distorsiones, manipulaciones y abusos en el mercado negro. Y la forma de hacerlo es abriendo” el mercado cambiario.

 

Como se recordará en estas casas de cambio locales se permitirá la compra a personas naturales del equivalente en pesos colombianos de hasta 200 dólares en efectivo y 300 dólares vía transferencia. Estas operaciones iniciaron con una tasa de cuatro pesos por bolívar dependiendo del movimiento del mercado y otras variables como la oferta-demanda se irá ajustando. A diferencia del canje del lado colombiano, donde la paridad es un bolívar, un peso.

 

(LaIguana.TV)