Movimientos sociales de Venezuela y del mundo se concentraron este martes en la Plaza Diego Ibarra, Caracas, para llevar a cabo una jornada de solidaridad y apoyo al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumplió el pasado 07 de abril un año tras las rejas en la sede de la Policía Federal en Curitiba estado de Paraná (sur).

 

«Consideramos que Lula está preso injustamente. Está preso por mandato del imperio, por la voluntad de los Estados de liberar el continente de los países que han decidido marchar hacia el bienestar de la gente», expresó Mollie Aguirre, vocera de la Red de Colectivos la Araña Feminista.

 

Destacó que Lula representa el pensamiento libertario que actualmente se «encuentra en plena resistencia por el buen vivir de los pueblos, él representa la lucha contra la derecha internacional», manifestó.

 

Por su parte, Hernán Vargas, vocero del Movimiento de Pobladores y representante de Trabajadores Residenciales Unidos por Venezuela, detalló que los movimientos sociales tanto nacionales e internacionales se han pronunciado en diferentes países en rechazo a todas aquellas organizaciones que no han levantado su voz para evitar violaciones a la democracia en la nación suramericana.

 

«Estamos haciendo una denuncia contundente frente a todos los gobiernos cómplices de este continente, frente a la OEA, ONU y Unión Europea que no se pronuncian ante una violación a la democracia, ni a la legislación internacional», aseveró Vargas.

 

Agregó que «es una dictadura lo que se vive en estos momentos en Brasil y estos organismos institucionales están a favor».

 

Por una Patria Grande Unida

 

Desde el 7 de abril de 2018, el exdirigente obrero permanece encarcelado, tras recibir una sanción de 12 años y un mes impuestas por el Tribunal Regional Federal de la cuarta región (TRF-4) por supuestas acciones de corrupción.

 

El líder del Partido de los Trabajadores (PT), tras una sentencia de la Jueza Gabriela Hardt, quien sustituye a Sergio Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública, fue condenado supuestamente por estar incurso en la operación anticorrupción Lava Jato, esta vez la misma fue de 12 años y 11 meses.

 

Edson Bagnara, integrante del Movimiento Sin Tierra de Brasil, resaltó que la injusta condena al líder revolucionario no parará «ese proyecto de humanismo tan bonito que llevaba Chávez» y que hoy, Lula desea continuar por la integración de los pueblos latinoamericanos y del Caribe.

 

Durante la actividad, que estuvo amenizada por el grupo musical Los Guaraguao, cada uno de los participantes realizaron una pizarra humana que decía: Lula Libre.

 

(AVN)

Comentarios Facebook