Este jueves 11 de abril el senador republicano por el estado de Florida, Rick Scott, pidió al régimen de Estados Unidos intervenir militarmente en nuestro país para derrocar al presidente Nicolás Maduro y a la Revolución venezolana.

 

Sin embargo es bueno aclarar que este personaje tiene un amplio prontuario de corrupción. En total son siete averiguaciones que la justicia de su país le abrió, todas relacionadas a impuestos.

 

Scott, quien fue durante dos períodos gobernador de Florida, estafó al Sistema de Salud de esa entidad gringa y es señalado por aceptar cerca de 60 millones de dólares en donaciones para su campaña electoral.

 

En un reportaje publicado por El Nuevo Herald, se señala que este sujeto es “un modelo de inconsistencia”. Se explica además que durante su mandato como gobernador, “se opuso a las normas federales más estrictas sobre la calidad de agua, recortó los presupuestos de cinco distritos regionales de control del agua, abolió la agencia de gestión del crecimiento estatal, redujo el control estatal de las vías navegables y derogó una ley de inspección de tanques sépticos”.

 

Sin embargo para su campaña para lograr un curul en el senado yanqui se “comprometió” en resolver problemas que, en esta materia, afectan a los habitantes de ese estado, muchos de los cuales fueron generados por su mala estrategia política e inacción.

 

Scott ha manifestado su apoyo al prófugo de la justicia Carlos Vecchio y al diputado Juan Guaidó.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook