La Fiscalía de Colombia ordenó este lunes la captura de dos jefes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) acusados de ser responsables de un ataque con coche bomba contra una estación de policía y quienes –asegura– están en Venezuela.

 

De acuerdo con un comunicado emitido por el organismo, los guerrilleros, identificados como Luz Amanda Pallares (también conocida como Silvana Guerrero) y Juan de Dios Lizarazo (Alirio Sepúlveda o David Piñata), deberán responder por terrorismo, homicidio y tentativa de homicidio, entre otros cargos.

 

Según la justicia neogranadina, estos rebeldes forman parte de la Dirección Nacional del ELN y estarían supuestamente implicados en el atentado que mató a 22 cadetes el pasado 17 de enero en la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander, ubicada en Bogotá.

 

«Estarían fuera del país, probablemente en territorio venezolano, por lo que se cumplirán todos los trámites administrativos y legales para su ubicación y efectiva captura», añade el documento.

 

Pese a los señalamientos de la Fiscalía, el ELN emitió un comunicado en el cual desmientió tales acusaciones y aseguró que Lizarazo y Pallares son integrantes de la Delegación de Diálogos, participaron en las conversaciones por el acuerdo de paz en febrero de 2017 en Quito y luego en Cuba desde mayo de 2018. Según el ejército los dos «permanecen en La Habana» junto al resto de los exnegociadores.

 

«Una Noticia Falsa (…) que acusa a Silvana y Alirio de estar vinculados a ataques ocurridos en Colombia, cuando ambos han estado fuera del país en tareas de diálogos los 2 últimos años», precisa el texto.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook