El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, negó este martes que exista una relación entre los ‘INA Papers’ —que vinculan al mandatario con una serie de actividades corruptas— y la deuda de su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a la hora de retirar el asilo a Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, negó este martes que exista una relación entre los ‘INA Papers’ —que vinculan al mandatario con una serie de actividades corruptas— y la deuda de su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a la hora de retirar el asilo a Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

 

«Eso es mentira», respondió a una pregunta de la corresponsal de RT, Helena Villar, sobre esta posible relación. Moreno también negó que el Gobierno estadounidense hubiera participado en la retirada de asilo a Assange, quien permanecía en la Embajada ecuatoriana en Londres hasta su arresto, ocurrido el pasado jueves 11 de abril.

 

Moreno acusó al fundador de WikiLeaks de convertir la Embajada ecuatoriana en Londres en un centro de espionaje, asegurando que el activista australiano no respetó las convenciones de asilo y que ofendió a su Gobierno. Además subrayó que la gran mayoría del pueblo ecuatoriano aprueba la decisión de que se haya retirado el asilo y que esa medida se hizo «respetando el derecho a la vida».

 

«El 80 % de los ecuatorianos lo aprueba, el 7 – 8 % no manifiesta su opinión y apenas un 12 % de los ecuatorianos desaprueba que hayamos suspendido ese derecho al asilo, y por una razón muy sencilla. El señor [Assange] violó absolutamente todas las convenciones», afirmó el mandatario.

 

Sobre una posible cooperación con EE.UU. en el caso de Julian Assange, Moreno comentó que fue una decisión soberana. «No hemos requerido cooperación [del Gobierno de EE.UU.], pero si la requerimos se la pediremos», dijo el mandatario, agregando que el retiro de asilo a Assange fue una «decisión soberana».

 

(RT)

Comentarios Facebook