El canciller de Colombia Carlos Holmes Trujillo, admitió este sábado que el grupo de uniformados venezolanos que ahora están refugiados en su país han generado una situación incómoda luego de los hechos del 23 de febrero.

 

Holmes Trujillo sostuvo este sábado una reunión con los «embajadores» designados por el diputado Juan Guaidó en Bogotá para evaluar los 90 días posteriores a la autoproclamación del parlamentario como «Presidente Interino». En el encuentro se refirió a los efectivos castrenses que desertaron de las filas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y dijo que «Colombia está haciendo lo que está en sus manos».

 

«Hay malestares que se atienden por parte de los funcionarios que están encargados de esta tarea. Y en resumen, puedo decirle que en cuanto concierne a Colombia, hemos tomado todas las medidas necesarias para que este grupo de militares pueda estar en Colombia en condiciones dignas», dijo en declaraciones a la prensa.

 

El pasado 23 de febrero, durante un intento forzado para ingresar «ayuda humanitaria» por la frontera colombo venezolana, un grupo de efectivos acudió al llamado de Guaidó y abandonó las filas de las Fanb con la promesa de que serían reconocidos por una ley de amnistía. Posteriormente fueron asilados en refugios sin condiciones en Colombia y desde entonces no han recibido respuesta concreta sobre su destino.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook