La importación de vehículos desde Estados Unidos hacia Venezuela ha venido creciendo desde el año 2014, con la publicación de la Gaceta Oficial número 40.522, según la cual todo venezolano, persona natural o jurídica, con acceso a dólares puede traerse su carro nuevo.

 

El portal Armando Info realizó un trabajo de investigación en el cual aseguró que durante este 2019 no se  produjo un solo vehículo en el país, apoyado en dados de la Cámara de Fabricantes de Productos Automotores Venezolanos (Favenpa). El punto de producción más alto se registró en 2007 cuando se ensamblaron 172.000 carros en Venezuela. Desde ahí la merma ha sido la constante.

 

Asimismo, detalló que en los últimos tres años, solo por Puerto Cabello (Carabobo) entró uno de cada cuatro de los carros nuevos que circulan en el país. El resto lo hizo por el puerto de La Guaira, Maracaibo y el aeropuerto de Maiquetía.

 

En la zona de Doral, ciudad ubicada al oeste del condado de Miami-Dade, en el estado de Florida, Estados Unidos, existen –al menos- 26 empresas que ofrecen los servicios de envío de vehículos a Venezuela. Garantizan que en dos semanas, máximo un mes, el cliente tendrá su carro cero kilómetro en la puerta de su casa. No sin antes cancelar, además del costo de la nave, lo requerido para los trámites de nacionalización del vehículo como pagar impuestos y trámites establecidos por el Seniat.

 

En los años 2016-2017 estos gastos oscilaban entre 3.000 y 5.000 dólares. En la actualidad, de acuerdo  al tipo de carro, varía entre 10.000 y 18.000 dólares. Representantes de estas agencias de envío afirman que también hay que tomar en cuenta que se debe “mojar la mano” de los agentes aduanales para que los trámites fluyan.

 

Es así como en las principales ciudades del país, especialmente, en Caracas circulan brillantes y últimos modelos de vehículos Tacoma, 4Runner, Mustang y Wranglers, de Toyota, Ford y Jeep.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook