“Sin ánimos de minimizar lo que está sucediendo, toca estar siempre alertas, parece que están apostando más a un golpe de efecto que permita tratar de agitar calle y generar mejores condiciones para construir la «película» y justificar intervención internacional”, expresó la analista Maryclen Stelling para LaIguana.TV.

 

Indicó que fueron pocos los efectivos militares que aparecieron con Guaidó, básicamente de la Guardia Nacional, y no estaban ni siquiera dentro de una instalación militar, sino en los alrededores de la base aérea La Carlota, por los lados del distribuidor Altamira de la autopista, lugar fijo de concentración y protesta de la oposición.

 

“Toca destacar la presencia de Leopoldo López, violando su detención domiciliaria. Él es el real operador local del plan que tiene como títere a Guaidó, así qué están haciendo un esfuerzo real de tratar de levantar algo”, señaló la socióloga.

 

Según su percepción, es posible que el grupo que se lanzó a esta jugada tenga una sorpresa o que estén tan desesperados que hayan decidido correr el riesgo de ir presos. También podría tratarse de una movida para poner al gobierno en el dilema de detenerlos y recibir los seguros ataques de EEUU y de sus aliados, o de permitir una nueva Plaza Altamira, cómo en el 2002, aunque no en las mismas condiciones. “Hasta ahora parece que es el segundo escenario, toca estar atentos al desarrollo del día”, dijo Stelling antes del mediodía.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook