El presidente Nicolás Maduro explicó la noche de este martes que las ocho tanquetas que fueron  encendidas por los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana  (GNB) al distribuidor Altamira  “fueron llevadas a sus lugares de origen, cuando se dieron cuenta de que esto se trataba de un golpe de Estado”.

 

Maduro agregó en cadena de radio y televisión que los vehículos blindados fueron trasladados a las unidades militares correspondientes por los mismos oficiales al darse cueta de la trama golpista. Expresó  que el  80 por ciento funcionarios convocados al Distribuidor Altamira “fueron bajo engaño, les dijeron que iban a ser llevados a una operación en la cárcel de Tocorón. y cuando vieron a Leopoldo López, se preguntaron: ¿qué es esto?”

 

Desde el Palacio de Miraflores agregó que los primeros que se retiraron del lugar fueron los comandos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) seguidamente los profesionales de la GNB.

 

Este 30 de abril Leopldo López, Juan Guaidó y un minúsculo grupo de efectivos  castrenses intentaron perpetrar un golpe de Estado contra el Gobierno venezolano y la democracia del país. 

 

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook