La gobernadora del estado Lara, Carmen Meléndez, rechazó los actos de violencia contra la sede del Consejo Nacional de Protección del Niño, Niña y Adolescente (CNDNA) de Barquisimeto, cometidos por sectores de la derecha, entre el pasado 30 de abril y el 1º de mayo.

 

«Se trata de un hecho repudiable», aseveró la primera mandataria larense, sobre el ataque a la dependencia de los gobiernos municipal de Iribarren y el Ejecutivo Nacional, que tuvo como resultado el destrozo, la quema y el desvalijamiento del edificio, situado en la avenida Venezuela con calle 22.

 

«Nosotros vamos actuar en este caso, habrá justicia y no habrá impunidad», advirtió la máxima autoridad civil de Lara. «Todos los responsables van a pagar por lo que sucedió».

 

Agregó que «nosotros estamos atentos para que no se reproduzca la violencia» de las guarimbas del 2017 y 2014. «Estos grupos quisieron generar más violencia, pero los cuerpos de seguridad del estado lograron neutralizarlos».

 

Como parte del saldo de la quema del edificio del CNDNA, quedaron destruidos más de 5.000 expedientes de casos de niños, niñas y adolescentes, en situación de vulnerabilidad social.

 

Igualmente fue quemado el mobiliario, vehículo y todo lo que se encontraba el interior de la institución que atiende a las niños y jóvenes de que requieres atenciones especiales estado.

 

(AVN)

Comentarios Facebook