cuadro10.jpg

Este martes 7 de febrero, en horas de la tarde, el secretario general del partido Avanzada Progresista (AP) de la parroquia Carlos Soublette, en el estado Vargas, Eddi Guzmán, falleció luego de ingerir un agua presuntamente contaminada que se hallaba en su propia nevera. El hecho habría ocurrido inmediatamente después de llegar a su casa.

 

«Luego de ingerirla se alarmó y le preguntó a nuestra madre qué agua era esa, por qué tenía un sabor ácido y un olor penetrante. Ella, desconcertada con la pregunta, probó con la punta de la lengua y se percató de que sí estaba ácida e incluso la quemó. No pasaron ni cinco minutos cuando mi hermano yacía en el piso», explicó su hermana Maite Guzmán.

 

Tras ser trasladado al Periférico de Pariata, el equipo médico le habría efectuado un lavado estomacal. Durante el procedimiento, el secretario sufrió un paro respiratorio y murió. «La enfermera me dijo que tenía las paredes estomacales quemadas y que había llegado muy grave», indicó su pariente.

 

La causa de la muerte, según la autopsia, fue un «edema pulmonar-cerebral causado por intoxicación». Efectivos del Cicpc, aparte de tomar pruebas del agua, le realizaron un examen toxicológico al cadáver para ver qué causó la intoxicación.

 

El agua, por cierto, fue comprada en un establecimiento ubicado en la Avenida La Atlántida, en el sector de Catia La Mar. El líquido, una vez refrigerado, se habría tornado de color amarillo y habría adoptado un olor penetrante.

 

(LaIguana.TV)

sustento10.jpg

Comentarios Facebook