En una entrevista concedida al diario Últimas Noticias, el ministro de Habitat y Vivienda, Ildemaro Moisés Villarroel Arismendi, habló de la nueva fase de la Gran Misión Vivienda Venezuela (Gmvv), una importante misión encomendada por el presidente Nicolás Maduro Moros.
 
 
 
El Ministro explicó que se les ha pedido aportar nuevas ideas, y desde 2018 se ha venido diseñando un plan «que deje atrás la caracterización socioeconómica de los beneficiarios que se distinguía en dos grandes programas: la Gran Misión Vivienda, para las familias con cuatro sueldos mínimos hacia abajo, y, el 0800 (cartera hipotecaria) que era para familias con más de cuatro sueldos, hasta 20 sueldos mínimos», explicó el ministro.
 
 
 
Sin embargo, en adelante este no será el carácter diferenciador. El nuevo proyecto denominado «Gran Misión Vivienda Venezuela para la Prosperidad», tiene un planteamiento socio-evolutivo del beneficiario: personal, familiar y pueblo.
 
 
 
Y el ministro ahondó en este criterio: «Personal, como joven estudiante, joven adulto y adulto mayor. Aquí están los programas que van desde alquiler de vivienda, mejora, ampliación, autoconstrucción y adquisición propia…Después que tu evolucionas formas una familia y allí tenemos familias: familia con un solo jefe (madres solteras) le damos un tratamiento especial y familias con dos jefes».
 
 
 
En la etapa «pueblo» los beneficiarios son personas colectivas, a saber: las asambleas de viviendovenezolanos, organizaciones populares que ya ocupan los terrenos donde está programado construir las 500 mil viviendas para este 2019, asimismo los consejos comunales o los comités multifamiliares de gestión que administran condominios de la Gran Misión y los comités de gestión de adulto mayor.
 
 
 
Las organizaciones optarán por el programa CrediHabitat, el cual ha sido incrementado a 40 millones. Entonces, estas personas jurídicas estarán en capacidad de adquirir préstamos a bajo interés, a 3 y 4 años para reparación de ascensores, impermeabilización, reparación de puertas, pintura y mejora de fachada.
 
 
 
Por otra parte, en cuanto a las asambleas de ciudadanos que aún no tiene una vivienda, el Ministro destacó el programa AVV-Construye. «En esos terrenos que tenemos en todo el país, existen grupos de pueblo organizado, que le hemos construido, pero por el impacto de la guerra económica no vamos a la velocidad que quisiéramos. Hemos conseguido en ellos una gran voluntad para que dándoles los materiales ellos autoconstruyan su vivienda», agregó Villarroel.
 
 
 
Si un persona, de forma individual, quiere acceder a esos programas de la Gran Misión, debe dirigirse a cualquier banco que tenga cartera de crédito para solicitar un crédito hipotecario.
 
 
 
En el caso de los estudiantes que quieran acceder al programa de alquiler de habitaciones, Villarroel señaló que deben aplicar en el Banco Nacional de Habitat si es que necesitan una adecuación, y para el alquiler esto se hace a través de la Superintendencia Nacional de Vivienda.
 
 
 
En cuanto a la escogencia de lugares para construir viviendas, el ministro dijo que se atiede la prioridad «donde más rápido está creciendo la población y hay más déficit habitacional».
 
 
 
El criterio económico también es considerado y  está asociado al Plan de la Patria, «las zonas económicamente especiales, que son: Arco Minero, Arco Petrolero y Arco Acuifero-Pesquero. En esas zonas, como Monagas, Anzoátegui (Faja Petrolífera), por ejemplo, va a haber una mayor demanda en los próximos años».
 
 
 
La construcción se descentralizará, pero no se dejará de construir en Caracas, y se incrementará el área centro-llanera donde crucen con los arcos económicos planteados en el Plan de la Patria.
 
 
 
«La población se ha concentrado en la zona norte-costera, el plan nos obliga a llevar la concentración demográfica a la zona centro-llanera. Esa es la proyección de aquí al 2025. Para despoblar la alta concentración urbana que tenemos en la zona norte-costera, eso era un planteamiento de nuestro comandante supremo y que obedece a una lógica de aprovechamiento del espacio», explicó.
 
 
 
Se han construido en el país un total de 2 millones 641 viviendas en el marco de la Gran Misión Vivienda Venezuela, beneficiando a 11 millones de familias.
 
 
 
El presidente Maduro aprobó 184 millones de dólares destinados a la adquisición en China de insumos para la construcción de viviendas.
 
 
 
(LaIguana.TV)
 
Comentarios Facebook