SECUESTRADO-C.jpg

“¿Es cierto que mi nuera Ada Maigualida fue quien me mandó a secuestrar?”, fue la primera pregunta que Douglas Rincón hizo al jefe del Grupo Antiextorsión y Secuestro, Jorge Luis Guzmán, al momento de su rescate, el pasado martes.

 

La respuesta la tenía el comandante desde el 20 de enero, día que practicó la detención de Ada Maigualida Jiménez Hernández, de 35 años, en la propia sede del Gaes, ante los ojos de su esposo e hijo de Rincón, luego de que los funcionarios confirmaron su participación intelectual y material.

 

Desde agosto de 2014, la mujer comenzó a organizar el secuestro, en diciembre lo concretó y a mediados de enero (2015) se le cayó el plan.

La mujer tenía cuatro meses tramando el secuestro con la ayuda de su hermano, Albino Jiménez, apodado “Cobija de Zamuro” y en otras ocasiones ya había robado y extorsionado a Rincón.

“En una oportunidad propuso a un funcionario policial, con quien mantuvo una relación amorosa, quitarle una cantidad de dólares a su suegro. También organizó el robo de su camioneta y una extorsión por 200 mil bolívares”, sostuvo el teniente coronel Jorge Luis Guzmán, comandante del Gaes.

El jefe militar sentenció: “Ada Maigualida siempre quiso apoderarse de los bienes del comerciante. Mientras Rincón le daba confianza, ella tomaba terreno y atacaba. Por donde pasaba dejaba su huella delictiva”.

El secuestro de Rincón estaba planeado para ser ejecutado el 20 de diciembre. “No lo perpetraron por falta de un buen ‘pegador’ (la persona que somete a la víctima). Siete días después consiguen a Manuel Hernández, el expolicía metropolitano”, aseveró.

 

José Gregorio Rincón, hijo del comerciante, estuvo inocente de los pasos que dio su mujer contra su padre, mientras sus mismos compinches la delataron ante su víctima cuando lo tenían en cautiverio.

“Ada Maigualida estuvo en constante seguimiento, desde el inicio de la investigación. Fue quien filtró la información y mientras dormía con su esposo, mantenía al tanto a los captores. Fingió todo el tiempo ante su marido”, afirmó el comandante.

 

El hijo del comerciante quedó impactado cuando el jefe del Gaes le informó —delante de él— a su esposa sobre su detención. “La mujer en primer momento negó todo, pero minutos después admitió su culpabilidad y dijo que iba a vengarse de los funcionarios y de su propio marido”, narró el comandante Jorge Guzmán.

 

“Me las van a pagar. Mi hermano está suelto y les va a cobrar todo esto”, fueron algunas de las palabras que expresó Ada Maigualida, cuando le colocaron las esposas, según Guzmán.

Los hampones ya se sentían delatados y sin importarle el estado de salud de Rincón le dijeron: “La que organizó todo esto fue tu propia nuera. Ella nos pagó”.

 

(Panorama)

 

ada(2).jpg

 

Comentarios Facebook