La derecha chilena, está detrás de los votos de los venezolanos que hacen vida en ese país, para ello, las autoridades del gobierno piñerista (extrema derecha) ofrecen facilidades en las gestiones de regularización, aplicando criterios de evidente discriminación. Medidas populistas dirigidas a estos ciudadanos y en las que pretenden obtener aceptación en las venideras elecciones de alcaldes y gobernadores que se realizarán en el año 2020.

 

Hoy la popularidad del presidente chileno Piñera, se desploma, lo que habla de un evidente descontento social con su gestión, pasando del 44 por ciento en abril de 2018 al 27 por ciento actual, mientras que el rechazo ha crecido paralelamente desde el 38 al 63 por ciento. Esta situación, lo ha llevado a realizar alianzas con grupos venezolanos en Chile, que se han autodenominado la “Comisión Presidencial para la diáspora venezolana”, dirigido por una ex funcionaria del gobierno conocida como “la guarequena”.

 

Así, han seleccionado a dedo a quienes participarán en las jornadas de regularización. Y aunque la actividad debía ser notificada por el departamento de migración chileno, no fue así; la organización del evento y publicidad en redes sociales se la adjudican al llamado “comité presidencial”. Según informaron, serán entregadas 7.500 visas, mismas personas que en el futuro podrán formar parte del padrón electoral chileno.

 

Esta forma de actuar indica que posiblemente solo quienes estén dispuestos a apoyar a candidatos de la derecha y extrema derecha solventarán su situación migratoria en Chile.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook