cuadro-fakeee.jpg

Una joven ama de casa de 21 años, madre de un niño de cinco, tuvo la osadía de vestir un uniforme original de la Policía Nacional Bolivariana para extorsionar a comerciantes formales e informales en el centro de Maracaibo. El domingo, verdaderos policías de la PNB la arrestaron, informó esta mañana en rueda de prensa el jefe de ese despacho policial, general Luis Morales Guerrero.

 

Funcionarios encargados de resguardar esa zona comercial de la ciudad había recibido la información de que una mujer policía se dedicaba a quitarle dinero a comerciantes bajo amenaza de llevárselos detenidos. Fueron  alertados de las características de la fémina y agraviados detallaron que usaba un uniforme de la PNB con todos sus pertrechos policiales y en el distintivo de su camisa se leía el apellido Jiménez.

 

La tarde del domingo la ubicaron policías vestidos de civil y cuando le pidieron sus credenciales se quedó perpleja. Inmediatamente la arrestaron y fue llevada al comando central del CPNB en San Francisco. Allí fue plenamente identificada como Sorailín Karina Reiyar Jiménez.

 

El general Morales indicó que tras investigaciones descubrieron que la detenida vestía un uniforme de un oficial de apellido Jiménez que fue expulsado el pasado año tras cometer graves faltas disciplinarais.

 

También se enteraron que Sorailín Karina tenía en su residencia, en el sector Palito Blanco, vía a La Concepción, otros uniformes policiales de la PNB y una gorra de Polimaracaibo. Ante tal delicada situación se le indago su teléfono celular y en el hallaron algunos mensajes que al parecer comprometen a otros oficiales.

 

Ante la captura infraganti a la joven ama de casa no le quedó más que decir que cometía ese delito para mantener a su hijo.

 

(NAD)

sustento-3.jpg

sustento-2.jpg

Comentarios Facebook