fbpx
#LoÚltimo
A 4 años del 5 de marzo de 2013: Venezuela atraviesa una guerra feroz (+Carreño)
Marzo 4, 2017
La Iguana Google Plus

Cuadro-Chavez.jpg

Este  5 de marzo se cumplen cuatro años de la siembra del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías. Es mucho lo que se puede decir sobre el hombre que despejó el horizonte de todos los venezolanos y venezolanas, llevando a nuestra amada Patria al sitial anhelado de la Independencia.

 

Mi vida militar esta signada al agradecimiento perpetuo, a este hombre que desde comienzo de la década de los 70 fue mi primera imagen de militar uniformado, y por cosas de la vida, me recibe en el patio de aquella Academia Militar para guiar mis deseos juveniles de servir a mi país.

 

El tiempo fue transcurriendo y el destino planificó a mi favor; muchas fueron las horas de trabajo al lado de ese militar que el pueblo convirtió en Presidente y Comandante en Jefe de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana. A través del pensamiento de Bolívar “Tengamos una conducta recta y dejemos al tiempo hacer prodigio.” me enseñó como lo ético y el amor por un pueblo se combinaban, para materializar la mayor suma de felicidad posible en beneficio de todos los habitantes de la tierra de Bolívar.

 

Chávez amó como padre a su familia, condición biológica intrínseca en el ser humano, y logró amar como padre a todo su pueblo, condición intrínseca solo de líderes humanistas. Amó a los abuelos, a los niños, a los indigentes, a los enfermos, a los pobres, a los religiosos, al extranjero y al medio ambiente.

 

Ese amor se volvió recíproco, y el pueblo, no solo el venezolano, sino muchos pueblos del mundo llegaron a amar a Chávez. Hoy en día ese sentimiento profundo se convirtió en el sentir más preciado para todos los hombres y mujeres que queremos un mundo más justo, sin pobres y con mucha inclusión social. También ha sido el arma más contundente contra los que quieren vender al país, los que gastan sus horas tratando de manipular al pueblo para que actúe contra la Revolución Bolivariana.

 

Nuestro padre nos enseñó que siempre hay que estar muy unidos; en la medida que los enemigos de la vida arrecien sus ataques, más unidad hay que aflorar. Gracias al legado de nuestro padre, a la unión cívico militar, la conciencia política de nuestro pueblo y al amor intacto hacia el líder, los enemigos de la Patria no han podido ni podrán contra los sentimientos y acciones de un pueblo maduro.

 

A 4 años de ese 5 de marzo de 2013, Venezuela atraviesa por la guerra más feroz que ha sufrido nuestro gentilicio. El comportamiento de la derecha se ha modificado muchas veces, porque nada de lo que planifican les da resultado. Ya no nombran a Chávez porque saben que Chávez es el pueblo, y hablar mal de Chávez los desprestigia ante la Opinión Pública.

 

No se trata de lo mal que podamos estar, por culpa de los enemigos de nuestra historia; se trata de lo peor que se ha evitado gracias a las políticas que ha desarrollado nuestro Presidente y Comandante en Jefe Nicolás Maduro. Hoy en día la Revolución Bolivariana se fortalece y crece en el amor de padre de nuestro Comandante Eterno.

 

Sigamos desde nuestros puestos de trabajo apostando al bien común, apliquemos estrategias de unidad para vencer esta guerra de cuarta generación que día a día se perfecciona para aniquilarnos; y con la bendición de nuestro padre y la frente en alto sigamos construyendo la mejor Patria del mundo, como lo quisieron Bolívar y Chávez.      

 

(GB Hermes Carreño/@HermesC63)