Los bienes confiscados al extesorero nacional de Venezuela, Alejandro Andrade Cedeño, condenado a diez años de prisión en Estados Unidos por el delito de lavado de dinero, serán rematadas y el dinero obtenido de dicha venta serán destinado a un fondo de inversiones para el supuesto Gobierno del autoproclamado «presidente interino», Juan Guaidó.

 

Entre dichas propiedades se encuentra una mansión frente al mar valorada en  11 mil millones de dólares.

 

Recordemos que el exfuncionario, de 54 años de edad, fue detenido en noviembre del año pasado tras incumplir un acuerdo de cooperación fijado en 2016 con la Fiscalía del Sur de Florida sobre una trama de corrupción que desfalcó en Venezuela más de mil millones de dólares.

 

Andrade se declaró culpable del blanqueo de capitales, razón por la cual el Ministerio Público venezolano inició una investigación por el desvío de fondos a la banca privada y emitió una orden de extradición y alerta roja de Interpol contra el exfuncionario.

 

Este sujeto ocupó el cargo de subsecretario de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en 1999, presidió el Fondo del Pueblo Soberano y el Fondo Único Social en 2001 y seis años después se desempeñó en los cargos de Tesorero de la Nación, presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y viceministro de Gestión Financiera del entonces Ministerio de Economía y Planificación Financiera.

 

Finalmente, en 2009 fue designado como presidente del Banco de Fomento Regional Los Andes (Banfoandes).

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook