cuadro-satt.jpg

Comentarios Facebook

La policía de Houston, Texas, en los Estados Unidos, encontró el cuerpo sin vida de una joven de 15 años, con dos impactos de bala y quien habría sido abusada sexualmente. Una mujer latina de nombre Rosmeri dice que se trata de su hija Génesis Lizbeth Cornejo, quien desapareció de su hogar a principios de febrero, luego de ser secuestrada para ser convertida en esclava sexual.

 

Desde un principio, la madre de la joven acusó de este atroz hecho a miembros de la peligrosa banda MS-13, conocidos por sus ritos satánicos. Rosmeri -que solo habla español-, le aseguró al diario estadounidense Daily Mail que una de las amigas de su hija le había dicho que la habían obligado a ir con ellos.

 

Los dos sospechosos por este hecho fueron identificados como Miguel Ángel Álvarez Flores, “El Diabólico”, de 22 años, y Diego Alexan Hernández Rivera, de 18. El día que estuvieron ante la Corte se les vio sonreír y sin preocupación alguna, aseguran testigos. 

 

Según las versiones policiales, la  chica fue secuestrada el 2 de febrero después de salir del colegio y fue llevada a un departamento donde abusaron de ella. Durante esos días, la policía cree que le dieron drogas y alcohol para mantenerla desorientada.

 

Al parecer, la joven fue ajusticiada con un tiro en la cabeza y otro en el pecho porque según la investigación este habría sido el “sacrificio” necesario para devolverle la paz a la “animita” de Satán que Génesis había destruido al intentar escapar. Las autoridades atribuyen este asesinato a un posible ritual satánico. Mientras se realiza la investigación ambos hombres tendrán que esperar tras las rejas.

 

(LaIguana.TV/Upsocl)

sustento.jpg

sustento-2.jpg

Comentarios Facebook