cuadro-asffsa.jpg

Este martes se dio a conocer un hecho atroz ocurrido en el barrio Simón Bolívar, de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, con la violación de un adolescente de 16 años, que padece una condición cognitiva.

 

Un grupo de mujeres, residentes de la calle 2 de dicha barriada, comentaron en exclusiva para NAD que el acto carnal ocurrió la madrugada de este lunes, cuando el aberrado, identificado como Jonathan Alexander Melean Melean, de aproximadamente 30 años, sedujo con una chupeta al joven para sacarlo de su casa y abusar de él.

 

Deisy Díaz, vecina del joven, relató que este sujeto se introdujo a la casa del adolescente, de quien mantendremos su identidad bajo el anonimato, lo llamó por una de las ventanas de la cocina y lo sedujo con una chupeta para que se fuera con él.

 

El joven, quien presenta esta discapacidad desde su nacimiento, se fue tras el sujeto, quien reside a cuatro casas. Cuando su familia se percata que no estaba y que la puerta del patio estaba abierta, salieron despavoridos a buscarlo.

 

Describió todo

 

Sikiu, madre del joven, señaló que al salir a la calle, cerca de las 4.30 de la mañana del lunes, vieron venir al joven llorando. Salieron a su auxilio y comenzaron a interrogarlo.

 

“Él se salió porque en las madrugadas se levanta a buscar comida en la cocina. Mi hijo duerme con su hermana menor, y como acostumbra a levantarse no le echó de menos, pero nos extrañamos que  al pararnos no lo encontramos por ningún lado y la casa estaba abierta”, contó.

 

Por su discapacidad el adolescente no habla, pero se expresa a través de señas y relató todo lo que Melean, a quien apodan “El Morocho”, le hizo en el patio de su casa. Describió que le daría una chupeta si salía de casa, y que después abusó de él cuando quedaron solos en el patio de la vivienda del aberrado.

 

Una turba enardecida acudió a la casa del individuo, quien aprovechó para escabullirse saltándose cercas, mientras su esposa le hacía la “cortina” para que lograra escapar.

 

Enseguida llamaron una unidad radiopatrullera del Cpbez, que acudió al sitio y trasladó al joven hasta el ambulatorio de Barrio Bolívar, y de allí fue remitido a otro centro hospitalario.

 

Sus familiares acudieron al Cicpc e interpusieron una denuncia, y remitieron al joven a la Medicatura Forense, donde los exámenes arrojaron que fue violado por primera vez, que tenía el recto destrozado y que tenía residuo de semen del individuo.

 

Asimismo fue remitido a un psiquiatra para que sea evaluado a profundidad, pues por su condición, su actitud puede tornarse violenta debido a lo acontecido.

 

Tras la pista

 

Luego de conocerse este hecho, una comisión de la subdelegación Maracaibo del Cicpc inició las investigaciones correspondientes para dar con el paradero de Melean. Toda su familia aprovechó para huir y dejar la casa sola, la cual intentaron quemar los vecinos, pero fueron persuadidos para conseguir los resultados por la vía legal.

 

Residentes de la barriada describieron a “El Morocho” como un hombre que ha estado inmiscuido en hechos vandálicos al igual que su hermano, y que suelen intercambiar sus identidades para cometer sus fechorías.

 

Asimismo señalaron que este sujeto posee una conducta violenta, y que hace escasos 25 días, intentó someter a una adolescente de 15 años en un callejón de la zona, para intentar ultrajarla.

 

Comentaron también que sobre él pesaba una denuncia por actos lascivos contra una niña de seis años, pero el caso no avanzó por falta de pruebas.

 

Esta mañana efectivos del Cicpc acudieron nuevamente a la casa de este sujeto, que se encuentra abandonada. Sin embargo allí se toparon con una tía del individuo, quien vende empanadas en un kiosco y dijo desconocer sobre su paradero.

 

(NAD)

sustento-7.jpg

sustento-6.jpg

sustento-5.jpg

 

Comentarios Facebook