El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó este miércoles el nuevo intento de Golpe de Estado, orquestado por un sector de la oposición venezolana, de la mano con mercenarios colombianos, estadounidenses e israelíes.

 

«Hablaban de poner bombas para destruir servicios públicos. El general Sisco hablaba de asesinarme, de asesinar a mi esposa Cilia Flores. Este general hablaba de matar al 95% de los generales si era necesario», condenó el mandatario venezolano, durante el XVI aniversario del Frente Francisco de Miranda.

 

«Es muy cobarde. Eso se llama fascismo puro», agregó.

 

Esta reacción del Jefe de Estado se produce luego que el Vicepresidente de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, realizara una rueda de prensa donde reveló pruebas de un frustrado golpe de Estado, gracias a un seguimiento de la inteligencia venezolana por 14 meses. Entre ellas, se presentó un video donde el General de Brigada de la Aviación, Miguel López Sisco, alias Marina se refiere al magnicidio y los planes de intervención.

 

Entre las acciones planificadas se preveía el bombardeo del Palacio de Miraflores, el asesinato del presidente Maduro, así como de otros altos funcionarios de Gobierno y líderes sociales; al tiempo que se apostaba por la proclamación de Raúl Baduel. Este último está detenido en el Servicio de Inteligencia Nacional (Sebin) desde el 2009 por apropiación de dinero público y poner en riesgo la integridad de la nación.

 

(LaIguana.TV)

 

https://twitter.com/PresidencialVen/status/1144006202923393025

https://twitter.com/PresidencialVen/status/1144008040754102272

Comentarios Facebook