La mujer vestida de blanco, igual que una enfermera, pasó desapercibida entre el personal del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes en la ciudad de Mérida (Iahula) llevándose a un neonato de dos días.

 

Al parecer la mujer, al hacerse pasar por enfermera, engañó a la madre y se llevó al recién nacido la mañana del miércoles 3 de julio. El director del centro asistencial, Ignacio Sandia, confirmó el hecho agregando que este sucedió en horas de la visita.

 

El director dijo que la secuestradora se aprovechó de la falta de personal para vigilancia en el Iahula. “No contamos con suficiente personal para la seguridad ni para vigilar el hospital, una mujer aprovechó el momento para entrar disfrazada de enfermera”, señaló.

 

El galeno aseguró que tanto la madre como el bebé se encontraban totalmente sanos. Asimismo, destacó que “hay un intenso operativo policial adentro del hospital e igualmente a través del 171 se avisó a todas las alcabalas y terminales de pasajeros para tratar de recuperar al bebé».

 

Sin embargo, otras versiones del hecho aseguran que la delincuente habría drogado a la madre para quitarle al pequeño.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook