Este jueves, la Comunidad del Caribe (Caricom) reiteró su apoyo al diálogo entre la oposición venezolana y el Gobierno Nacional, a fin de solucionar los problemas por los que atraviesa el país en materia política, económica y financiera, a consecuencia de las medidas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

 

En ese sentido, el ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, resaltó que una de las tareas fundamentales de ambos partidos políticos (oposición-gobierno) es buscar mecanismos que ayuden a bajar las tensiones en la nación, con la finalidad de garantizar estabilidad del país.

 

«Constantemente hemos argumentado que los principios cardinales para respaldar una resolución de la crisis política en Venezuela incluyen: la no injerencia en los asuntos internos; la inviolabilidad del Estado soberano; el respeto por la democracia, las leyes y la Constitución venezolana; y la búsqueda de la paz y resolución de conflictos», expresó Harris, citado por Prensa Latina.

 

Señaló que el Mecanismo de Montevideo impulsado junto con Uruguay y 15 países de la Organización de Estados Americanos (OEA), establece un camino para lograr una salida pacífica del problema.

 

«Para nosotros, este no es un juego geopolítico de ajedrez. Es una situación que crea dificultades para millones de personas justo en nuestra puerta, fomentando la inestabilidad en nuestras economías ya frágiles y el debilitamiento del Caribe como zona de paz», sostuvo el también presidente saliente del Caricom.

 

Además, agradeció las tareas que viene llevando adelante el Gobierno de Noruega para reunir a oposición y Gobierno venezolano.

 

Harris participa en la 40ª Reunión Ordinaria de Jefes de Gobierno de Caricom que comenzó este miércoles 05 de julio en Santa Lucía, con la presencia del secretario general de la ONU, António Guterres.

 

Dicha reunión, tendrá como objetivo central abordar temas de análisis, el mercado común del bloque, y la situación política en Venezuela y Haití.

 

Caricom fue fundada en 1973, en Trinidad y Tobago. Su objetivo principal es elevar el nivel de vida y producción de las naciones de la región, acabar con el desempleo, coordinar y sustentar el desarrollo económico. Además busca unificar a los países de la región y dar continuidad a la cooperación económica a través del Mercado Común del Caribe.

 

La organización se encarga de suscitar un manejo óptimo y sostenible de los recursos naturales, así como preservar el medio ambiente.

 

(AVN)

 

Comentarios Facebook