Este viernes 5 de julio mientras se daba el juego de béisbol entre Los Angeles Dodgers y Padres de San Diego en Los Ángeles se generó un temblor de magnitud 7,1   en el sur de California  de magnitud 7,1  sin embargo el encuentro no fue detenido.

 

Asimismo, en el estadio Thomas & Mack Center de Las Vegas, Nevada, también se sintió el sismo cuando se realizaba un encuentro de baloncesto entre los Pelicanos de Nueva Orleans y los Knicks de Nueva York. En esta caso, el partido  si fue suspendido por tal magnitud del evento telurico .

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook