El pasado 18 de febrero de 2014, Leopoldo López, dirigente y coordinador nacional de su propio partido Voluntad Popular, se entregó a las autoridades venezolanas, luego de encabezar una marcha el 12 de febrero del mismo año que terminó en destrozos a la propiedad pública, varios heridos y dos fallecidos.

 

A un año de cumplirse la entrega de López y ser apresado, la cadena internacional de noticias CNN en Español presentó en el programa de Fernando del Rincón, Conclusiones, una entrevista exclusiva desde la cárcel de Ramo Verde.

 

En la entrevista varias cosas pudieron aclararse de la propia voz de López, de ellas en primer lugar y la más destacada es que el dirigente opositor tiene acceso a un teléfono público de la cárcel militar desde el cual puede, y así lo ha hecho, comunicarse con sus familiares cercanos, como esposa, madre o padre.

 

A través de este mismo teléfono, López no solo se ha comunicado con su familia, sino también con sus compañeros de Voluntad Popular, con quienes según él mismo ha podido conversar sobre asuntos políticos relacionados.

 

“Bueno, yo tengo la oportunidad de hacer llamadas por el teléfono público, estoy ahorita en el teléfono público, ya en el pasado ha habido algunas consecuencias, ellos nos han limitado estas llamadas, a hacer llamadas personales a mi familia; en una oportunidad hice una llamada a unos compañeros de Voluntad Popular, hablamos de nuestras propuestas, lo que estamos haciendo, lo que se debería hacer y eso me costó quince días de aislamiento”, relató López.

 

La gran pregunta que todos los venezolanos se hacen, luego de esta confesión de Leopoldo López, es: ¿cómo es que puede hacer llamadas a su esposa Lilian Tintori, a sus padres y compañeros de partido y aún más a un periodista radicado en Miami, Florida, EE.UU., si está aislado?

 

Es así que aclaramos, entonces, que Leopoldo López nunca ha estado aislado, como tanto ha cacareado su esposa por el mundo entero.

 

La entrevista fue puesta al aire en dos partes, que en total sumaron una intervención de unos doce minutos de Leopoldo López. Al final la conversación, grabada el domingo 8 de febrero, parece haber sido cortada abruptamente, sin que se conozcan detalles de que si esta interrupción se efectuó, como lo dijo el presentador, en manos de un custodio o simplemente otro interno produjo la interrupción.

 

Sin embargo, Fernando del Rincón, sin pruebas, cosa que aclara en honor a la verdad, asegura que a López no le quitaron el auricular del teléfono, sino que el aparato público fue arrancado de la pared, dato muy llamativo tomando en cuenta las características de este tipo de teléfonos.

 

También llama la atención que, si la entrevista se produjo el 8 de febrero y al verse “descubierto” López fue castigado como predijo que ocurriría, el 9 de febrero Lilian Tintori publicó en su cuenta en Twitter (mostrando fotos de sus pequeños hijos) que visitaría a Leopoldo López en Ramo Verde, encuentro que al parecer fue efectivamente concretado, puesto que no reportó inconveniente para ver a su esposo, ni en días subsiguientes dando a conocer, además, que iniciaba una gira que la llevó a Inglaterra y EE.UU.

 

(LaIguana.TV)

 

 

LEOPOLDO-C.jpg

LEOPOLDO-C2.jpg

 

 

{Dailymotion}x2hjl0n_{/Dailymotion}
Comentarios Facebook