Un grupo de defensores de derechos humanos, intelectuales y dirigentes sociales de América Latina, entre los que destacan el escritor argentino Atilio Boron y la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, manifestaron recientemente su desacuerdo con el informe sobre nuestro país que presentó la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, Michelle Bechelet.

 

A través de una carta expresaron que el texto de Bachelet carece de objetividad y no tomó en cuenta, las sanciones y los ataques constantes del régimen de Estados Unidos al pueblo venezolano.

 

“La información presentada se muestra poco objetiva y falla en analizar de forma crítica las causas que subyacen a la actual situación económica y social”, refiere parte de la referida carta.

 

Más adelante indica que “el informe omite analizar a fondo el impacto que el conjunto de sanciones impuestas, principalmente desde Estados Unidos, ha tenido en el detrimento de las condiciones de bienestar de la ciudadanía venezolana”.

 

La carta de los intelectuales, entre los que también se encuentran Pablo Sepúlveda Allende, excoordinador de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, y el escritor mexicano Fernando Buen Abad; señala la inconformidad del grupo por la omisión de Bachelet a la violencia generada en el país por factores de la extrema derecha, poara desestabilizar la paz de la República.

 

“El informe omite mencionar, los diversos actos violentos fomentados desde la oposición con el fin de crear un ambiente inestable en Venezuela. Actos, como el brutal linchamiento del joven Orlando Figuera, quien fue quemado vivo en Chacao el 20 de mayo de 2017, o los intentos contra la vida del presidente venezolano”.

 

Más adelante mencionan el escándalo de corrupción en el que está involucrado el diputado Juan Guaidó y varios de sus más cercanos colaboradores, hecho que también fue omitido en el texto presentado por la Alta Comisionada.

 

“El informe evita abordar el bochornoso escándalo de malversación de fondos dirigido desde el corazón de la oposición, en el cual, personas cercanas al señor Guaidó conspiraron para apropiarse del dinero del Estado venezolano, liberado por Estados Unidos para financiar su campaña contra el presidente Nicolás Maduro, y la usaron para diversos fines, como compra de licor, prostitución, entre otros. Acciones, todas ellas encausadas en deteriorar el orden interno del país”.

 

Así mismo hacen una alerta a la funcionaria de la ONU, al expresar que “las omisiones, así como el enfoque superficial del informe, ponen en contradicho su legitimidad ya que no presentan un panorama completo y crítico de la situación que enfrenta la nación venezolana”.

 

Finalmente le solicitan a Bachelet se pronuncie sobre la situación en los centros de detención de inmigrantes en Estados Unidos, así como el asesinato de líderes sociales en Colombia, la represión en Honduras, así como la situación de los Mapuches en Chile.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook