cuadro29.jpg

Este martes el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) llevó a cabo una sesión especial para la discusión sobre la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en contra de Venezuela, propuesta por su secretario general, Luis Almagro, con el objetivo de promover una intervención extranjera en la nación bolivariana. 

 

El embajador permanente alterno de Venezuela ante este organismo internacional, Samuel Moncada, calificó como inaceptable la reciente actuación del representante de la OEA y afirmó que esta sesión no tiene validez alguna debido a su carácter intervencionista, que la ha convertido en “un acto grotesco de presión”.

 

«La OEA ha emitido un Comunicado que predetermina su decisión de intervenir en asuntos internos de Venezuela ¡eso es inaceptable! (…) Que quede claramente que a partir de este momento están violando la carta (…) El contenido de esta discusión, el carácter de esta discusión nosotros decimos que es intervencionista”, expresó el diplomático.

 

En este sentido, aseveró que todas las acciones injerencistas que tome el organismo serán consideradas por el Gobierno Bolivariano como un «acto hostil contra el pueblo y la República de Venezuela».

 

Recordemos que esta sesión se aprobó con 20 votos, 11 en contra, dos abstenciones y una ausencia. Los países que votaron para aprobar este intento de golpe internacional fueron: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Uruguay.

 

Mientras que San Vicente y Las Granadinas, Surinam, Saint Kitts y Nevis, Venezuela, Bolivia, Dominica, Ecuador, El Salvador, Haití, Nicaragua y República Dominicana votaron en contra; Trinidad y Tobago y Antigua y Bermuda se abstuvieron y Granada estuvo ausente al momento de realizar la votación.

 

A continuación, lea los puntos más relevantes de algunas de sus intervenciones:

 

Nicaragua:

El embajador de Nicaragua, Luis Alvarado, rechazó la celebración de esta convocatoria y ratificó el respaldo incondicional a la nación bolivariana y al presidente Nicolás Maduro, afirmando que la aplicación de la Carta Democrática contradice el derecho internacional, así como las normas establecidas por las Naciones Unidas y la igualdad jurídica.

 

Para Alvarado, este Consejo Permanente se convirtió en un organismo de desestabilización, por lo cual Nicaragua pidió su suspensión inmediata.

 

Haití:

El Gobierno de Haití manifestó su firme apoyo al pueblo venezolano, y rechazó contundentemente la entrega en idioma no oficial de su país del informe otorgado por Almagro, el cual, a su juicio, solo difunde un rumor sobre Venezuela. “Rumor que sin duda nos inquieta. Si apoyamos un golpe de Estado maquillado ¿quién dice que no avalamos uno igual contra otro país más adelante?”, cuestionó su delegado.

 

Dominica:

La representación de Dominica enfatizó que la OEA perdió su imparcialidad y su oportunidad de liderazgo, pues está guiada por intereses imperiales que buscan perjudicar el proceso revolucionario que vive Venezuela.

 

“El papel de la OEA ha sido minado. Es justificable lo que hace Venezuela en la OEA. Instamos a la comunicación de un diálogo de alto nivel”, reiteró.

 

El Salvador:

Por su parte, El Salvador también rechazó el texto presentado por el secretario general de la OEA, debido a que vulnera los principios democráticos, y aclaró que todo apoyo hacia Venezuela debe realizarse sobre la base del respeto a su soberanía.

 
“Deseamos que todo acompañamiento debe ser sobre la base del respeto de su soberanía. Cualquier acción de la OEA debe contar con el consentimiento previo de este Estado. El Salvador no acompaña el texto del Secretario General de la OEA  y las medidas que propone porque vulnera la soberanía del Estado venezolano”, precisó.

 

Bolivia:

El representante de Bolivia, Diego Pary Rodríguez, aseveró que el hecho de reunirse para discutir sobre la situación venezolana representa una violación del artículo número 1 de la carta fundacional de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

En este sentido, calificó las acciones de este organismo como un atentado contra la autodeterminación del pueblo venezolano y aseguró que su secretario general «ha perdido toda legitimidad”.

 

“Expresamos rechazo a la sesión porque rompe con los principios fundamentales de la multilateralidad. La OEA es una organización de diálogo político, pero cada vez se viola más este principio. Se hacen acuerdos en los pasillos. Almagro tiene una actitud golpista que responde a los intereses imperiales. Esta organización si realmente quiere construir a la solución a los problemas de los Estados partes, debe hacerlo con otro secretario general, porque el actual perdió toda legitimidad”, manifestó Pary Rodríguez.

 

República Dominicana:

República Dominicana apoyó la continuación del diálogo en Venezuela que llevan a cabo el Gobierno y la oposición y solicitó a los países del hemisferio a respaldar esta decisión con el objetivo de lograr solucionar la situación del país petrolero.

 

“Confiamos en que este proceso siga avanzando y que de buenos frutos a posterior para que este país pueda conseguir una solución a esta situación”, declaró el alto funcionario.

 

Asimismo, invocó al principio internacional de no inmiscuirse en los asuntos internos de los países respetando su soberanía: “Intentar solucionar desde el exterior será un grave error. Qué garantía tenemos que si imponemos una sanción externa sobre Venezuela, no tengamos que pedir perdón en el futuro”.

 

Canadá:

La representante de Canadá, Jennifer May Loten, afirmó que “Venezuela sigue alejándose de los valores democráticos del hemisferio”, razón por la cual instó al resto de los países a “reflexionar” y a respaldar la solicitud de una agenda electoral, así como la liberación de los “presos políticos”.

 

“La OEA debe continuar examinando para restaurar el orden democrático en Venezuela”, manifestó en respaldo a la propuesta intervencionista.

 

Costa Rica:

El Gobierno de Costa Rica también expresó su apoyo al organismo intergubernamental y afirmó que su nación no puede seguir siendo indiferente ante la situación de Venezuela, por lo que recomendó la realización de elecciones para reestablecer el orden.

 

“Venezuela vive una crisis estructural. No podemos seguir siendo indiferentes. Nos angustia el debilitamiento de las instituciones democráticas en el país. Hay que buscar solución negociada y pacífica. Se debe crear una hoja de ruta. La recuperación democrática en Venezuela depende de la OEA”, aseguró

 

Perú:

La representante permanente de Perú en la OEA, Ana Rosa Valdivieso, dio la espalda a la nación bolivariana al proponer las siguientes peticiones: que se establezca un calendario electoral en Venezuela, se libere a los presos políticos, se atienda la “crisis humanitaria” y se respete la institucionalidad de la Asamblea Nacional.

 

“Mi país muestra su profunda preocupación por la ruptura del orden democrático en Venezuela. Apoya la conformación de un grupo de países amigo que ayuden a un diálogo entre los poderes en ese país, que motiven la realización”, declaró.

 

Panamá:

El delegado de Panamá, por su parte, expresó: “Nuestro país apoya al proceso de diálogo instado por Rodríguez Zapatero. Respetamos el derecho de libre conformación de los países. Reiteramos lo expresado por nuestro mandatario, del resguardo a las elecciones que en 2018 debe proteger el presidente Nicolás Maduro”.

 

Colombia:

El Gobierno de Colombia tampoco se quedó atrás en los ataques contra la soberanía de Venezuela. A través de su representante, Andrés González Díaz, llamó a defender la democracia y los derechos humanos que, a su juicio, han sido quebrantados en el país.

 

También instó a la separación de poderes, a la liberación de los “presos políticos”, a que se respete la institucionalidad de la Asamblea Nacional y a que se establezca un cronograma electoral.

 

México:

El gobierno de México apoyó las iniciativas regionales por encontrar “una vía pacífica y constitucional” a la situación actual de Venezuela, la cual calificó como una crisis humanitaria, y propuso analizar mensualmente el progreso de esta nación.

 

“Subrayamos la necesidad de liberación de todos los presos políticos y de acordar un calendario de elecciones. Consideramos medidas indispensables para restituir la confianza. (…) Debemos asumir una responsabilidad mayor en la OEA para concretar una nueva etapa de diálogo en Venezuela y obtener resultados concretos en un tiempo determinado. La Carta Democrática es un marco jurídico que se debe respetar. Proponemos analizar periódicamente con intervalo de un mes la situación de Venezuela”, comentó.

 

Estados Unidos:

Estados Unidos, como principal promotor del intervencionismo, también urgió a las supuestas acciones de “solidaridad con la democracia venezolana” y señaló que la OEA debe atender la crisis de este país “antes de que empeore”, además exhortó al gobierno venezolano a aceptar “la mano que le extiende” la organización.

 

“Es esencial que Venezuela acepte la mano extendida de la OEA. El gobierno no ha colaborado con los países de la región. Hay una preocupación colectiva. El gobierno venezolano retrasa la apertura democrática. El pueblo está sufriendo en Venezuela”, aseguró el país norteamericano

 

Argentina:

El gobierno de Mauricio Macri apoyó de manera irrestricta la aplicación de la Carta Democrática contra la nación bolivariana, argumentando que el pueblo venezolano necesita el apoyo internacional para “restituir” el orden constitucional.

 

“Esperamos que lo tomen (la Carta de la OEA) como lo que es, no como una injerencia. Tratemos de ir más allá de la retórica y de la épica combativa, a las soluciones concretas”, señaló su embajador Juan José Arcuri.

 

Jamaica:

Por su parte, la nación jamaiquina expresó sus profundos deseos para que el proceso de diálogo en Venezuela se mantenga. No obstante, recomendó que los mediadores de las mesas de negociación sean invitados por el Consejo Permanente.

 

“La suspensión de Venezuela de la OEA no se puede tomar a la ligera. Recomendamos que los mediadores del diálogo sean invitados al Consejo Permanente de la OEA”, subrayó su representación en la reunión.

 

Chile:

El gobierno chileno también reiteró a los venezolanos y a sus dirigentes que retomen el diálogo y que no se den interpretaciones «antojadizas» de la Carta Fundamental del organismo.

 

“Deseamos para Venezuela un diálogo abierto e incluyente de altura y que permita que todas las voces puedan ser escuchadas. Diálogo con plazos concretos y definidos. La solución debe salir del propio pueblo venezolano, pero eso no impide cooperación y seguimiento de la OEA. Pedimos a las autoridades que retomen ese diálogo”, añadió.

 

Guatemala:

La delegación guatemalteca indicó que si bien no pretenden ser jueces en la situación interna de Venezuela, tienen la responsabilidad de sumarse al esfuerzo colectivo de la región.

 
“No pretendemos ser jueces en la situación interna de Venezuela. Creemos en los caminos del diálogo, que nunca deben ser agotados. Tenemos la responsabilidad de sumarnos al esfuerzo colectivo. Expresamos los mejores deseos para Venezuela. Es entre venezolanos que deben conseguirse los caminos del diálogo”, precisó.

 
Paraguay:

Paraguay ofreció su “apoyo” para recuperar el orden democrático de la nación bolivariana, pues, a su juicio, el Gobierno venezolano mantiene sometida a la oposición.

“Hay detenidos por motivos políticos. Es urgente la liberación de los presos políticos. Se tiene que reestablecer un calendario electoral. Ofrecemos nuestro apoyo para alcanzar resultados en un plazo razonable. Hacemos un llamado a la institucionalidad democrática”, afirmó.     

 
Brasil:

El gobierno brasileño también llamó a “unir esfuerzos” para ayudar a Venezuela a que consiga una democracia plena, ya que su situación afecta directamente a Brasil por los intereses comunes que existen.

 
“Hay presos políticos, acoso a la oposición, se impide las elecciones, hay un cuadro político paralizado. La OEA tiene la responsabilidad de actuar. Es una crisis que no tiene precedentes. Hay que buscar puentes y soluciones”, esgrimió.                   
 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook