Muchas de las afamadas películas de acción y guerra de Hollywood protagonizadas por actores como Tom Cruise, Dwayne Johnson, Silverter Stalone, entre otra cantidad de actores de este género, con gran éxito en taquilla y apreciadas por las masas, son largometrajes que al final de cuentas forman parte esencial del aparato de propaganda militar del Pentágono para justificar sus acciones de guerra en el mundo.

 

El comunicador popular, Luigino Bracci Roa, explica a través de un hilo en Twitter como los productores de largometrajes como Top Gun y Transformers -por mencionar algunos- recurren al Pentágono para tener acceso a las instalaciones militares y lograr grabar sus escenas militares de manera gratuita, lo que disminuye el presupuesto.

 

El Pentágono accede pero con una serie de condiciones bastante decisivas en el contenido final de las películas como revisar y acomodar los guiones para que la imagen de las Fuerzas Armadas estadounidenses y la del Presidente siempre sea positiva; y al mismo tiempo genere que los espectadores jóvenes quieran sumarse al ejército.

 

Los mensajes de Bracci Roa hacen alusión al estreno del trailer este viernes de la secuela de Top Gun, que también protagonizará Tom Cruise.

 

 

A continuación los tuits:

 

«Hoy estrenan el trailer de Top Gun Maverick, la secuela de Top Gun, también con Tom Cruise. Adoré esa película de niño. Una vez crecí, leí el libro «Operación Hollywood», del periodista David Robb. El libro muestra documentos desclasificados que explican que películas como Top Gun o Transformers recurren a un departamento del Pentágono para que les permitan acceso a portaaviones, bases militares y soldados con el fin de hacer las películas más baratas».

 

«El Pentágono les brinda acceso a lo que pidan prácticamente gratis. A cambio, exige revisar el guión y vela porque la imagen de las Fuerzas Armadas estadounidenses y el Presidente siempre se vean de forma positiva. Además, piden que la película ayude a ‘reclutar’ nuevos jóvenes. El asunto no es secreto: En IMDB pueden ver la ficha de Phillip Strub, jefe del departamento de enlace del Pentágono con la industria cinematográfica, a quien se le dan las gracias por sus contribuciones en al menos 58 películas», agrega Bracci.

 

«Strub se retiró en 2018 de una forma muy silenciosa, a pesar de la inmensa influencia que tuvo en las películas creadas en Hollywood en los últimos 29 años. David Robb podría escribir 3 continuaciones de su célebre libro».

 

«En fin: cuando veamos estas películas, estemos conscientes que estamos viendo en realidad una cuña de reclutamiento militar de 2 horas, concebida para ver al Ejército de los Estados Unidos como lo más excelso, maravilloso y glorioso del mundo. Pero no olvidemos que este mismo ejército es el que se usa para apoderarse de países por sus recursos y asesinar a cientos de miles de personas inocentes. Eso no te lo mostrará Tom Cruise».

 

(LaIguana.TV)

 

 

 

 

 

 

Comentarios Facebook