El presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guiadó, afirmó este sábado que “no le quedó otra opción” que zambullirse en el agua cuando llegó a la isla de Margarita, estado Nueva Esparta.

 

“Pido disculpas. Cuando vi el mar no me quedó otra opción que lanzarme. Además, dicen que cura los males”, expresó Guaidó desde Punta de Piedras, en la entidad neoespartana.

 

Asimismo el diputado en desacato destacó que “la lucha hoy está en el alma de Venezuela. Es una lucha existencial entre la luz y la oscuridad, entre el bien y el mal. El bien siempre gana, la luz siempre gana (…) Tenemos que echar el resto”.

 

Por otra parte, Guiadó aprovechó para ratificar la convocatoria a una “sesión de calle” para el próximo 23 de julio donde dará “anuncios importantes”.

 

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook