cuadro12.jpg

Menos de 24 horas después de que un juez condenara a Rafael Uribe Noguera a 51 años y 10 meses de prisión por el crimen de la pequeña Yuliana Samboní, este jueves se conoció una carta del confeso asesino en la que pide perdón y sostiene que el peor error de su vida fue haber “entrado al infierno de las drogas”.

 

En el texto, Uribe Noguera –quien fue condenado por el secuestro, violación y feminicidio de la niña el pasado 4 de diciembre de 2016– se refiere al sufrimiento de la familia Samboní y sostiene que lamenta la muerte de la menor “y lo que ella representa”, asegurando que su anhelo es que “nada parecido se repita nunca”.

 

De acuerdo con Uribe Noguera, ahora su “verdadero y único deseo” es que la juventud y todas las personas sean “conscientes del flagelo” que causan las drogas y el alcohol “en la sociedad, en las personas y en su alma”: “El peor error de mi vida fue entrar en ese infierno en la Tierra y no haber logrado salir de él”, agrega.

 

En el apartado final de la carta, dice desconocerse a sí mismo y se declara a la espera de que “se aclaren los hechos y que sea la verdad la que salga a la luz”.

 

A continuación, la carta íntegra de Rafael Uribe Noguera:

 

Queridos míos

 

Desde mi corazón y con todo mi amor les pido perdón por el 4 de diciembre de 2016.

 

Lamento profundamente la muerte de Yuliana y lo que ella representa, el sufrimiento de la familia Samboní y les expreso mi más grande anhelo de que nada parecido se repita nunca (…) mi verdadero y único deseo en estos momentos es que la juventud y todas las personas sean conscientes del flagelo que causan las drogas y el alcohol en la sociedad, en las personas y en su alma (…) el peor error de mi vida fue entrar en ese infierno en la Tierra y no haber logrado salir de él.

 

Desde el mismo instante que pasaron los hechos de los cuales me desconozco a mí mismo, y hasta este momento, he esperado que se aclaren los hechos y que sea la verdad la que salga a la luz haciendo que la justicia prime sobre todo.

 

Rafael Uribe Noguera.

 

(El Espectador)

sustento12.jpg

Comentarios Facebook