cuadro37.jpg

Fue un 13 de octubre de 2015 cuando Lamar Odom tocó fondo en su vida. Tras una larga noche de excesos, fue encontrado en un burdel de Las Vegas inconsciente y a punto de morir gracias a una sobredosis de sustancias prohibidas y alcohol.

 

Luego de una larga maratón sexual, acompañado de grandes cantidades de drogas, viagra y alcohol, el ex basquetbolista sufrió doce derrames cerebrales y dos ataques cardíacos. A pesar de rozar la muerte, hoy en día vive para contar lo ocurrido.

 

Y eso fue lo que hizo en una entrevista para US Magazine. En ella recordó cómo fue esa fatídica noche: “Recuerdo que estaba acostado en la cama. Había dos mujeres y después me quedé dormido. Eso es todo. Cuando desperté, cuatro días después, estaba tratando de expulsar los tubos de mi boca”.

 

Además, reconoció que su adicción a las drogas -en especial a la cocaína- era una constante en su vida, afectando la relación con su ex-esposa Khlóe Kardashian. A su vez, aseguró que ella estaba al tanto de la situación: “Fue mi elección. No dirá que ella lo aceptaba, la palabra correcta sería que lo toleraba”.

 
En cuanto a su matrimonio, reconoció que la exposición a los medios fue perjudicial para su relación amorosa con la menor de las Kardashian: “Gente que no me conocía empezó a acercarse a mí. Muchas mujeres y prostitutas salieron de la nada” y agregó: “Lamento no haber guardado mi pene dentro de los pantalones”.

 

Luego de 17 meses de aquel episodio, el campeón de la NBA con Los Ángeles Lakers aseguró que está libre de estupefacientes y que es un “milagro andante”. Esto se lo debe a su hija, quién lo amenazó: “Te vas a dejar ayudar o te dejaré de hablar”.

 

(Noticias24/Agencias)

sustento37.jpg

sustento37a.jpg

Comentarios Facebook