El político venezolano Enrique Ochoa Antich indicó este martes 23 de julio que ha sido víctima de ataques de algunos extremistas opositores que lo han catalogado de «colaboracionista», luego que el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, les propusiera participar en la mesa de diálogo para encontrar soluciones pacíficas para el país.

 

A través de su cuenta en Twitter, el político venezolano resaltó que los ataques de la extrema derecha vinieron luego que Cabello invitara a Claudio Fermín, Eduardo Fernández y su persona a ser interlocutores del diálogo.

 

En sus mensajes, Ochoa Antich indica que ese sector extremista de derecha, además de calificarlos como «colaboracionistas» intenta desprestigiarlos al decir que ellos pretenden sumarse a un ‘plan’ para ‘dividir a la oposición’.

 

«Dividir a la oposición no es necesario pues está dividida: nos hemos deslindado claramente de la oposición extremista, violenta, maximalista y pro-invasión. Aquí hay tres sectores: gobierno, oposición extremista que hegemoniza la AN, y la tercera opción, la oposición democrática», subrayó.

 

Acotó que aunque adversa a Cabello, al presidente Nicolás Maduro y al Gobierno Nacional, no se niega a ser «un interlocutor que ayude a ‘modular’ las negociaciones para hacer posibles los acuerdos y salir más adelante del gobierno en orden».

 

«En todo caso, esa participación la habíamos planteado nosotros antes. Creo poder decir que los tres participaríamos gustosos si eso ayuda a encontrar una salida pactada a la crisis. Y debería agregarse a los vastos sectores del chavismo disidente», recalcó el político opositor.

 

«La urgencia de una resolución democrática, constitucional y consensuada a la crisis la volvió a poner de bulto el apagón de anoche (lunes 22 de julio). ¿Es que es imposible acordarse para atender este problema? Urgen acuerdos parciales que resuelvan los problemas que agobian a la gente», agregó.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook