El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, leyó este sábado en la mañana un comunicado en el cual expresó claramente que las decisiones adoptadas por el máximo tribunal del país con respecto a la Asamblea Nacional (AN).

 

«Las decisiones emanadas por el TSJ no han despojado al Parlamento de sus funciones, ni lo ha disuelto, ni alunado, y el Poder Judicial reconoce también la inmunidad de los diputados», señaló.

 

E instó al órgano legislativo a asumir sus competencias, «Es responsabilidad de la Asamblea Nacional reasumir el ejercicio de sus funciones constitucionales».

 

En el escrito afirma  que acatando el exhorto realizado por el Consejo de Defensa de la nación se procedió a revisar las sentencias 155 y 156 y mediante los recursos marcados en la ley se suprimieron las medidas contra el poder legislativo.

 

También afirmó que en el Estado venezolano está conformado por cinco poderes, entre los cuales existe autonomía y hay una clara separación de funciones.

 

«El Poder Judicial es un ente autónomo», en respuesta a los «ataques” recibidos estos últimos días, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras a raíz de la publicación de dichas sentencias.

 

«Las diferencias por cualquier decisión se discuten entre los venezolanos, el TSJ es el máximo intérprete y el que siempre velará y salvaguardará la ley y la soberanía de Venezuela», expresó.

 

Moreno aseguró que el TSJ «nunca hará nada que atente contra la estabilidad del país. «Siempre será en beneficio de la paz y la tranquilidad de nuestro país».

 

Sobre las declaraciones de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, quien aseguró que la sentencia del TSJ rompía el hilo constitucional del país, Maikel Moreno indicó que «lo dicho por la Fiscal es respetable por cuanto es un venezolana que tiene su opinión y así demostramos el talante democrático que existe en el país».

 

A continuación el comunicado completo que leyó el magistrado Moreno.

 

“El TSJ apegado al principio constitucional de colaboración de las ramas del poder público en la realización de los fines del estado atiende al exhorto efectuado por el Consejo de Defensa Nacional.

 

 

El poder judicial en ejercicio de la función de la administración de justicia que constituye potestad de la emanación popular garantiza la supremacía y efectividad de las normas y principios constitucionales cumpliendo con los mandatos previstos en los artículos 335 y 336 constitucional, que le atribuye la facultad de ser el máximo y el ultimo interprete de la constitución correspondiéndole entre otras atribuciones resolver conflicto entre las distintas ramas del poder público y declarar la inconstitucionalidad, la omisión del poder legislativo municipal, estadal o nacional para garantizar el funcionamiento del estado.

 

El tribunal supremo de justicia en su actuación jurisdiccional ha garantizado el estado constitucional de derecho y el cumplimiento de los mandatos dados por la carta magna y con ellos contribuye a lograr el equilibrio en la rama del poder público garantizando la gobernabilidad, el ejercicio de la soberanía nacional y la estabilidad democrática.

 

Las decisiones dictadas en resguardo del orden constitucional, implica que las medidas destinadas a garantizar el funcionamiento eficaz de la institucionalidad democrática del estado venezolano y la protección del pueblo soberano lo cual no puede verse afectado ni alterado en ningún caso.

 

Las decisiones dictadas por el TSJ no han despojado al parlamento de sus funciones así como tampoco lo han disuelto o anulado y reconoce la inmunidad parlamentaria como garantía de la función legislativa con las limitaciones que establece el texto constitucional.

 

Es solo responsabilidad del órgano legislativo reasumir el valido ejercicio legal y legítimo de sus competencias constitucionales al acatar las decisiones del poder judicial y someterse al estado de derecho.

 

El sistema de gobierno venezolano está conformado por 5 poderes públicos nacionales que funcionan de manera autónoma y los conflictos que pudieran existir se resuelven atendiendo el ordenamiento constitucional.

 

Sin embargo, el poder judicial no demostrara pasividad ante los ataques de los cuales pudiéramos ser objeto por parte de factores nacionales e internacionales que hoy se alzan con una vocería pretenciosa y desconocedora de la soberanía nacional.

 

El TSJ en consideración al exhorto efectuado por el consejo de defensa nacional ha procedido a revisar las decisiones 155 y 156 mediante los recursos contemplado en los ordenamientos jurídico venezolano y en tal sentido hoy son públicas y notorias esas sentencias aclaratorias que permiten sumar en lo didáctico y expresar el espíritu democrático nacional que sirve de fundamento a las decisiones de este máximo tribunal

 

Desde el poder judicial de la República Bolivariana de Venezuela ratificamos la disposición del diálogo nacional y la resolución de controversia entre las distintas casas del Poder Público como lo tiene previsto la Constitución Bolivariana de Venezuela garantizando al defensa de la nacional y la Constitución que le pueblo venezolano se dio para transitar el rumbo irrevocablemente corresponde a la historia ser soberana libre e independiente”.

 

(LaIguana.TV)

 maikelmoreno0104172.jpg

Comentarios Facebook