Esperanza ‘N’, identificada como la mujer que encabezó el plan para matar a dos israelíes en un centro comercial de la Ciudad de México, dijo haber sido contratada por el Cártel Jalisco Nueva Generación.

 

De acuerdo con una nota publicada en el periódico El Universal, la mujer reconoció que es sicaria a las autoridades que investigan el asesinato de Azulay Aion y Benjamin Yeshurun Sutchi, quienes contaban con antecedentes criminales, según la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

 

La mujer señaló que por cada trabajo cobraba 5.000 pesos (263 dólares) y que los integrantes del comando armado que disparó contra los israelíes provenían del estado de Jalisco, en el occidente de México.

 

El pasado 24 de julio dos israelíes fueron asesinados en el centro comercial Artz de la capital mexicana por un comando armado. De los dos hombres ejecutados destaca Sutchi, quien ha sido señalado por las autoridades como distribuidor de cocaína en bares y centros nocturnos de la Ciudad de México. Aion, el otro israelí asesinado, ha sido identificado como escolta de Sutchi.

  

Un tercer israelí involucrado 

 

Pero además de sus presuntos vínculos con bandas del narcotráfico en México, las autoridades investigan también una posible traición cometida recientemente contra otra persona proveniente de Israel y con historial criminal.

 

Según las pesquisas del caso, Sutchi habría traicionado a otro compatriota suyo, Erez Akrishevsky, quien también cuenta con antecedentes de asesinato en Israel y fue capturado en Cancún (Quintana Roo), para luego ser deportado a su país, a principios de esta semana.

 

La captura de Akrishevsky habría sido consecuencia de un operativo conjunto realizado por la Policía de Israel con asistencia de la Interpol.

 

Hasta el momento, las autoridades que investigan el doble homicidio en el centro comercial Artz consideran que el atentado pudo haberse tratado de un ajuste de cuentas «con la mafia israelí».

 

(RT)

Comentarios Facebook