Brasil señala que la orden de la Justicia a Petrobras para abastecer combustible a barcos iraníes debería ser acatada, a pesar del riesgo de sanciones de EE.UU.

 

El presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Dias Toffoli, dio el miércoles la orden a la petrolera semiestatal que se provea combustible a dos buques comerciales de bandera iraní Bavand y Termeh, que han estado varados casi dos meses cerca del puerto de Paranaguá (costa de Paraná, sur de Brasil).

 

El canciller brasileño, Ernesto Araújo, defendió el jueves el abastecimiento de combustible por Petrobras a los mencionados buques, a pesar de que con esta actuación la petrolera de Brasil “podría estar sujeta a sanciones de EE.UU.”

 

El jefe de la diplomacia brasileña subrayó, en este sentido, que el asunto de los barcos con bandera iraní está en el ámbito de la Justicia, y que la determinación de la Corte Suprema debería ser acatada por todas las partes.

 

“Existe el Estado de la ley, las compañías actuarán de acuerdo a la determinación de la Justicia”, recalcó el ministro de Exteriores de Brasil, en declaraciones ante la prensa, recogidas por el diario local Folha de São Paulo.

 

Existe el Estado de la ley, las compañías actuarán de acuerdo a la determinación de la Justicia”, recalcó el ministro de Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, sobre la orden que dio la Justicia de Brasil a la petrolera Petrobras para que se provea combustible a dos buques comerciales de bandera iraní, que han estado varados casi dos meses cerca del puerto de Paranagúa (costa de Paraná, sur de Brasil).

 

Petrobras había evitado durante dos meses abastecer de combustible a los dos barcos, bajo el argumento de que los cargueros están en una lista de embarcaciones sujetas a sanciones de Estados Unidos.

 

El Gobierno iraní denunció el acto del petrolero brasileño de negarse a abasteceler de combustible a los buques Bavand y Termeh, y amenazó con cortas importaciones de Brasil si el gigante suramericano sigue sin cambiar su postura.

 

El embajador de Irán en Brasil, Syed Ali Sadeqian resaltó el martes que Teherán podría encontrar fácilmente nuevos proveedores de maíz, soja y carne, si Brasil no reconsidera su actual comportamiento con los barcos con bandera iraní.

 

En este contexto, el magistrado Toffoli alertó también de los daños que puede generar la decisión de Petrobras sobre la balanza comercial con Irán, el mayor comprador de maíz brasileño. Brasil exporta cada año al país persa casi 2000 millones de dólares en productos como maíz, carne y azúcar.

 

 

Los buenos lazos entre Irán y Brasil podrían verse afectados por la llegada al poder de Jair Bolsonaro, firme partidario tanto del carácter como de las políticas de su par estadounidense, Donald Trump, quien retiró en mayo de 2018 a Washington del acuerdo nuclear de 2015 y adoptó una política de “máxima presión” contra Irán, imponiendole varias rondas de sanciones, en violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

 

(Hispantv) 

Comentarios Facebook