Pensó que estaba hablando con un joven de 14 años y aún así le envió una foto de sus genitales. Callum McBrearty -quien está intentando cambiar su nombre luego de que sus acciones se hicieran públicas- no tuvo resguardos e incluso invitó al presunto menor de edad a hacerle sexo oral.

 

El sujeto cayó en una trampa de un grupo de “cazadores de pedófilos”, que lograron convencerlo de encontrarse con el supuesto niño en un McDonalds y lo retuvieron allí hasta que llegó la policía.

 

McBrearty tenía cargos previos por posesión de imágenes indecentes de menores de edad, y tenía una condena que le prohibía establecer contacto con menores de 13 años de edad.

Los hombres que lo contactaron se hicieron pasar por “Jamie”, un menor de 14 años, en la red social Grindr para así conversar con él. Tres semanas después, McBrearty le envió una imagen de sus genitales y le invitó a realizar sexo oral.

 

Emisor: Sí, estoy bien, no me he conectado aquí en un tiempo. 

Callum: Lo sé. Estaba deseando que me mandaras un Whatsapp. 

Callum: Heyyy

Callum: ¿Quieres que nos encontremos esta noche para chupar tu pene? 

Callum: ??

Callum: Muéstrame tu pene lolp. 

 

El caso llegó a la Corte de Soutwark Crown, en Reino Unido, donde se procesó a McBrearty por intentar que un niño de 14 años viera una imagen de una persona en actividad sexual.

En su defensa, McBrearty dijo que “como una persona de 14 años (él) habría estado feliz de recibir guía de una persona mayor sobre cómo comportarme en el futuro”.

“Mr. McBrearty viajó a McDonald’s en la calle Eltham luego de varias ocasiones de comunicarse con un individuo que se identificó como un niño de 14 años”. Fiscal David Parvin, citado en Metro.

 

El sujeto recibió una condena de ocho meses de prisión con dos años suspendidos, además de una orden que le impide entrar en contacto con menores de 16 años.

 

De acuerdo al defensor de McBrearty, el sujeto sufrió la enorme humillación de que toda su familia y amigos supieran que tenía esas conductas.

 

“Su familia, amigos y colegas de trabajo se han informado de la situación del defendido. Realmente ha sufrido humillación”. -Christopher Amis, representante de McBrearty-

 

El abogado resaltó que en este caso no hay una víctima -ya que el grupo se hizo pasar por un niño de 14 años- y que “no se hizo daño a un menor de edad”.

 

(Upsocl)

cuadro-pedo.jpg

sustento-4.jpg

 

Comentarios Facebook