En un popular sector de la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, se produjo este fin de semana un hecho irregular desencadenado por la escasez de gas doméstico.

 

Según reseña la prensa local desde hacía 15 días los habitantes de Los Claveles, parroquia Cecilio Acosta, le habían entregado sus cilindros de gas a un vecino de la comunidad –del cual no trascendió su identidad- con la esperanza de que les despachara el vital servicio. Sin embargo, en vista de que pasaban los días y no daba respuesta, decidieron interrogarlo. Un grupo de vecinos optó por amarrarlo para que dijera dónde estaban sus bombonas. El ciudadano seguía sin ofrecer una respuesta convincente.

 

Ante tal circunstancia decidieron llamar a un policía, presuntamente de apellido Ochoa, perteneciente al Cuerpo Bolivariano de Policía del Estado Zulia (Cpbez). Este hombre se acercó a la zona y según los lugareños estaba “pasado de tragos”, sacó un arma y amenazó con matarlo, afirman testigos.

 

En ese momento, un joven mecánico de 18 años de nombre, Hely Gabriel Carrillo Montes, interviene en defensa del hombre que tenía las bombonas, pero el policía ahora le amenazó a él, y aunque el muchacho corrió, el policía disparó y la bala logró alcanzarle la cabeza matándolo al instante.

 

«Carrillo intercedió por el hombre amenazado, diciéndole al efectivo policial –que vestía de civil- que no lo matara, que solo lo llevara detenido», narraron testigos.

 

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) comenzó las labores de investigación para determinar las responsabilidades en este caso.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook